Portada > Uncategorized > Cómo gestionar gastos de autónomos una vez que me he dado de baja

Cómo gestionar gastos de autónomos una vez que me he dado de baja

Estos gastos se deben seguir pagando tras finalizar su actividad.

Un autónomo puede darse de baja, cesando su actividad en cualquier momento. Sin embargo, existen ciertas obligaciones que pueden perseguirle a lo largo del tiempo. Si ya no estoy dado de alta, ¿cómo puedo gestionar o declarar ciertos gastos posteriores y derivados de mi actividad?

Qué gastos son y cómo pueden deducirse

Según informan desde la gestoría online e-autonomos, un autónomo puede enfrentar diversos gastos tras darse de baja. Por ejemplo, un seguro de responsabilidad civil o gastos de un hipotético litigio, que naciera durante su actividad como trabajador por cuenta propia, pero que todavía no haya finalizado.

La disyuntiva surge cuando el autónomo se da de baja, acción que conlleva también la baja en el censo de obligados tributarios. ¿Qué ocurre entonces con estos gastos? Según explican desde e-autonomos, se deberán declarar estos gastos dentro del concepto de rendimientos de actividades económicas, sin la necesidad de estar dado de alta en el censo de empresarios, ni cumplir con las obligaciones de IRPF, como los libros de registro, los pagos fraccionarios, etc.

Por tanto, para abonar los gastos derivados de la actividad profesional, una vez se ha finalizado, se deben declarar como rendimientos negativos de actividad económica en el ejercicio de devengo. De esta manera, además, es posible deducirse la base imponible, es decir, el pago del IRPF correspondiente.