Portada > AUTÓNOMOS FINANCIACIÓN PYMES > Soy autónomo y quiero un préstamo ICO: ¿qué tengo que acreditar?

Soy autónomo y quiero un préstamo ICO: ¿qué tengo que acreditar?

En función de a qué se destinará el crédito será necesario presentar una u otra documentación.

Autónomos préstamos ICO

Los préstamos ICO son una de las opciones de financiación más conocidas y empleadas por pequeños de negocio. ¿Qué son exactamente estos préstamos? ¿Quién y cómo pueden solicitarse? ¿Cuánto dinero se puede obtener?

Líneas más adecuadas para autónomos

Los autónomos pueden solicitar financiación a través de la ‘Línea Empresas y Emprendedores’ para financiar inversión o para liquidez de su negocio. Para acceder a ella, no es relevante que el autónomo tenga empleados a su cargo. La única restricción es la fabricación o distribución de armas y municiones, que no se pueden financiar.

Presupuesto del proyecto

Uno de los requisitos para acceder a este tipo de financiación es que si, por ejemplo, el préstamo se destina a financiar una inversión sí es necesario presentar un presupuesto del proyecto a la Entidad de Crédito.

En caso de que el préstamo esté destinado a financiar una inversión, es necesario presentar un presupuesto del proyecto de inversión a la Entidad de Crédito. Si así lo requiere la entidad, deberá ir acompañado de las facturas proformas. Posteriormente, el empresario deberá acreditar la realización de la inversión para la que solicitó financiación, que al menos comprenderá el 50% de los fondos obtenidos, comprometiéndose a justificar la ejecución de la inversión en el plazo de un año contado desde la fecha de formalización del préstamo.

Por otro lado, si el préstamo se solicita únicamente para financiar liquidez, no será necesario acreditar la realización de un proyecto de inversión.

Préstamo para viviendas

El préstamo puede usarse también para la rehabilitación de viviendas, según informan en la propia web de ICO. En función de cada proyecto, la Entidad de Crédito podrá solicitar la documentación acreditativa que considere suficiente.

En algunos casos, las inversiones requerirán autorizaciones o licencias de organismos oficiales que, así mismo, podrán ser solicitadas como justificante. La rehabilitación o reforma se deberá llevar a cabo en el plazo máximo de un año a contar desde la firma de la financiación.