Portada > AUTÓNOMOS PYMES > Errores comunes de autónomos y pymes con las nóminas, y cómo evitarlos

Errores comunes de autónomos y pymes con las nóminas, y cómo evitarlos

Este tipo de fallos genera pérdidas de gran cuantía, que no se detectan. Y que son difíciles de solucionar a lo largo del tiempo.

Errores calcular nóminas

El despacho Ruiz Beato ha realizado un análisis sobre cuáles son los errores más comunes que cometen pymes y autónomos a la hora de elaborar las nóminas de sus empleados. Una tarea que debe realizarse periódicamente, y en la que se cometen fallos que, posteriormente, requieren de subsanación. Desde su experiencia, el despacho asegura que  el primero de los fallos es que las empresas no se informen a tiempo de los cambios particulares que afectan a los conceptos y condiciones para calcular la nómina. En ese sentido es posible que a la hora de hacer las nómicas faciliten datos incompletos o se comuniquen de forma informal.

Las pymes y los autónomos es posible que también calculen mal la retención de impuestos o no se hayan informado adecuadamente de esto. Para el cálculo de la retención de impuestos, detallan desde Ruiz Beato, es importante conocer si las percepciones que componen la nómina del empleado deben ser gravables o quedan exentas, ya que puede crear discrepancias y generar problemas a largo plazo.

Planificar las nóminas

Una de las grandes ventajas de las nóminas es la posibilidad de planificarlas. Un error común es preparar las nóminas la última semana del mes. Lo que deja poco margen de tiempo para reconfirmar dudas y datos de los trabajadores, incluir incentivos nuevos o añadir las horas extras, entre otras cuestiones. Cada mes las condiciones varían y para prevenir errores es mejor empezar de cero sin fijarse en la nómina del mes anterior.

Las pymes y los autónomos también cometen el error de recurrir a Internet para preparar las nóminas. Las plantillas que podemos encontrar en Internet no siempre contienen todos los elementos descriptivos que la ley obliga a incluir. Esto es importante, puesto que incurrir en fallos frente a la Seguridad Social podría, además, acarrearnos sanciones económicas.

Un gasto para la empresa

También se debe prestar atención a este asunto por el propio bien de la empresa, que puede estar ingresando cantidades de más a sus trabajadores. Un error muy común derivado de fallos ya analizados. Como, por ejemplo, tomar la nómina de meses anteriores. Además del coste económico, se generarán pérdidas importantes de tiempo, y desmotivación en el personal. Tanto del departamento encargado de esta cuestión, como de los profesionales que están recibiendo información imprecisa, y cantidades varibales en su nómina.