Portada > AUTÓNOMOS PYMES > ¿Cómo y por qué repartir responsabilidades en una Sociedad Limitada?

¿Cómo y por qué repartir responsabilidades en una Sociedad Limitada?

Evitará problemas en el futuro entre socios, al haber delimitado previamente las responsabilidades de las partes.

Pacto de Socios

Ocupar el cargo de administrador de una Sociedad Limitada implica unos riesgos. El administrador puede acabar siendo el responsable de las deudas de la sociedad en casos determinados, sobre todo, si el negocio no va bien o la sociedad no puede hacer frente a pagos con acreedores. Es por ello que, lo más recomendable según Paneque Asesores, es contratar un seguro de responsabilidad civil de administradores. Sin embargo, recuerdan que no siempre se cubren todas las circunstancias, con lo que el riesgo permanece incluso con esta cobertura contratada. ¿Qué se puede hacer entonces?

Firmar un documento de pacto

La solución que se propone es la firma de un documento de pacto entre socios. ¿Cuál es la idea? Repartir responsabilidades entre los socios, en proporción a la parte de capital que cada uno tenga. El socio administrador quedará menos expuesto en este caso. Otros expertos consultados consideran además que es un acto de buena fe y confianza, que puede generar un clima positivo en el negocio. Ayudando a tomar decisiones con la tranquilidad y el respaldo del resto de miembros de la organización.

¿Qué incluirá el pacto de socios?

Se trata de establecer las normas y consecuencias para el socio que no cumpla con el requisito anterior: distribuir proporcionalmente la deuda o pago a realizar. La idea es establecer los términos de una penalización económica, que podrá ser exigida vía judicial. A su vez, los socios que no son administradores podrán demandar su derecho a ser informados pro encima de los requerimientos que establece la Ley para cualquier socio de la compañía.

¿Y si no se desea firmar un pacto de socios?

En el caso de que alguna de las partes se oponga a firmar el pacto, se tendrá que considerar otra alternativa. En este punto se puede estudiar el turno rotatorio, evitando así que la misma persona sea siempre el administrador único de la sociedad. En muchas ocasiones, y tal y como reconocen desde la asesoría, este paso alternativo se acaba convirtiendo en la principal razón para la firma del pacto de socios en la condiciones anteriormente comentadas.

En muchos casos, los socios no desean asumir temporalmente el riesgo en su totalidad. En ese momento, pueden ver con mejor perspectiva la posibilidad de repartir proporcionalmente esta responsabilidad.