Portada > AUTÓNOMOS > Así funcionan las bonificaciones para conciliación en autónomos en 2019

Así funcionan las bonificaciones para conciliación en autónomos en 2019

Las ayudas tratan de compensar contrataciones derivadas de bajas para conciliación, así como ayudas a madres autónomas que se reincorporen al trabajo.

Mujeres autónomas conciliación

Los profesionales por cuenta propia tienen la oportunidad de beneficiarse de diferentes bonificaciones. Algunas de ellas están directamente relacionadas con la conciliación. En este ámbito, tenemos dos modelos diferentes de bonificaciones : las denominadas “Bonificaciones por conciliación de la vida personal y familiar vinculadas a la contratación” y las bonificaciones “Para autónomas reincorporadas”.

Bonificaciones vinculadas a la contratación

La primeras se dirigen a trabajadores que contratan a una persona para suplirle mientras concilia su vida familiar. Se podrán solicitar cuando sea por los siguientes casos: cuidado de hijos menores de 12 años, la atención de un familiar en situación de dependencia o el tener a cargo un familiar discapacitado. En los dos últimos supuestos se tendrá en cuenta la afinidad o consaguineidad hasta segundo grado.

La duración de este beneficio podrá prologarse hasta 12 meses, teniendo en cuenta que se debe mantener al empleado durante todo el tiempo que se disfrute de ella y que la duración mínima del contrato será de 3 meses.

En lo que respecta a la cuantía, el SEPE lo explica de la siguiente forma: “La bonificación de la cuota por contingencias comunes será el resultado de aplicar a la base media que tuviera el trabajador/a en los 12 meses anteriores a la fecha de acogerse a estas medidas, tipo de cotización mínimo vigente, según tipo de contrato”. Se respetará el 100% en los casos de contratos indefinidos y el 50% en los temporales.

Bonificaciones para autónomas reincorporadas

Las segundas bonificaciones son para aquellas autónomas que tuvieron que dejar de trabajar por cuenta propia debido a la maternidad, contemplando también los casos de adopciones y tutelas. La condición principal será que no hayan pasado más de dos años desde la finalización de la actividad.

La cuantía en este caso será de 60 euros por contingencias comunes, incluyendo la incapacidad temporal. Tal y como sucede con las primeras la duración también será de 12 meses.