Portada > AUTÓNOMOS > Cuatro desventajas del empresario autónomo nada más comenzar su actividad

Cuatro desventajas del empresario autónomo nada más comenzar su actividad

En comparación con otras figuras o formas jurídicas de empresas

desventajas autónomos

La forma más rápida de que un emprendedor pueda poner en marcha un proyecto es darse de alta como profesional autónomo para poder ejercer su actividad. Sin embargo, es importante saber que existen ciertas desventajas si se compara con otro tipo de figuras o formas empresariales.

A continuación, vamos a ver cuáles son:

  1. La responsabilidad es ilimitada. Es decir, en caso de deuda no tiene un límite estipulado.

2. Responde con su patrimonio de las deudas. Las deudas que se generen de su actividad, el empresario autónomo deberá responder con su propio patrimonio personal. Cuando un empresario individual desempeña su actividad en su propio nombre, asume todos los derechos y obligaciones. Tiene una responsabilidad universal y debe responder con sus propios bienes privativos y personales ante deudas profesionales. Por tanto, los bienes que se destinan a la actividad profesional serán los primeros en responder en el resultado de ésta. Pero los personales, en un momento dado, también pueden verse amenazados.

Además, en caso de estar casado, estas deudas podrían afectar a su cónyuge, en caso de tener régimen de bienes gananciales. Es cierto, que ambos cónyuges deben dar consentimiento de que los bienes son comunes del matrimonio. De hecho, los bienes del cónyuge del empresario autónomo quedan fuera del ejercicio de la actividad, a menos que haya un consentimiento expreso. Incluso, podrá revocar cuando quiera dicho consentimiento.

Aunque el empresario autónomo no tiene la obligación de inscribirse en el Registro mercantil, es muy recomendable. Las principales razones para ello son que podrá registrar los datos de su cónyuge, así como el régimen de su matrimonio, para poder eximir a su marido o mujer de las deudas derivadas de la actividad profesional. De igual manera, se podrán inscribir las capitulaciones, el consentimiento o, en su caso, la revocación del cónyuge a la inclusión de sus bienes privativos o comunes en la actividad empresarial.

3. El empresario titular ha de hacer frente a todos los gastos y departamentos. Es decir, el propio empresario, en solitario, se ocupa de los gastos e inversiones y también de llevar la gestión y la administración de la actividad.

4. En caso de conseguir un negocio donde se generen importantes beneficios, el empresario autónomo deberá  enfrentarse a unos impuestos elevados. Al tributar a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el tipo impositivo al que deberá hacer frente en caso de tener muchos beneficios, será importante.