Portada > AUTÓNOMOS > Tras los últimos cambios, ¿qué ayudas a autónomos han quedado en pie y cómo funcionan?

Tras los últimos cambios, ¿qué ayudas a autónomos han quedado en pie y cómo funcionan?

Reducciones en las cuotas, bonificaciones y tarifas planas para facilitar la actividad como autónomo en España.

https://www.sepe.es/contenidos/que_es_el_sepe/publicaciones/pdf/pdf_empleo/bonificaciones_reducciones.pdf

La normativa que regula las cotizaciones de los trabajadores autónomos a la Seguridad Social ha sufrido diversos cambios, recientemente. Esto afecta también a las ayudas y bonificaciones que esta entidad otorga a los profesionales por cuenta propia. Especialmente en lo que a apoyo a la contratación se refiere.

Para aclarar esta cuestión, la Seguridad Social acaba de publicar el número de marzo de su documento “Bonificaciones / reducciones a la contratación laboral”, en el que se recogen todas estas prestaciones que te contamos a continuación, y que afectan especialmente al colectivo autónomo:

  • La primera es para los trabajadores por cuenta propia que contraten a algún familiar (hasta segundo grado de consanguineidad o afinidad e inscrito como demandante de empleo) de forma indefinida recibirá una bonificación de la cuota empresarial del 100% durante 12 meses.
  • En cuanto a las altas nuevas se dividirán entre el habitual para cualquier autónomo y una específica para los trabajadores por cuenta propia discapacitados o víctimas de violencia de género o terrorismo. Los primeros, al darse de alta (o cuando no hayan estado de alta durante los dos años anteriores) se dividen en dos.

Por un lado, los que opten por la base mínima de cotización tendrán una tarifa plana de 60 euros durante los doce primeros meses. El siguiente año se dividirá en un 50% de reducción de la cuota de contingencias comunes durante los seis primeros meses, para bajar a un 30% los tres meses siguientes (mes 19, mes 20 y mes 21) y, por último, una bonificación del 30% de la cuota hasta completar los dos años desde el alta.

Por otro, los números para aquellos que opten por una base de cotización superior a la mínima compartirán las mismas ayudas, a excepción del primer año de tarifa plana, que en su caso será de una reducción del 80% sobre la cuota de contingencias comunes.

Específicamente, aquellos hombres menores de 30 años o las mujeres que no hayan cumplido los 35 disfrutarán además de una bonificación del 30% entre los meses 25 y 36 desde la fecha en que se inscriben como trabajadores por cuenta propia.

El segundo grupo en las altas, el de trabajadores autónomos que causen alta nueva (no no lo hayan estado en los dos últimos años) y que tengan alguna discapacidad o hayan sido víctimas de violencia de género o terrorismo podrán optar por dos opciones diferentes. Si deciden cotizar por la base mínima tendrán una tarifa plana de 60 euros al mes los doce primeros meses y disfrutarán de una bonificación del 50% sobre la cuota de contingencias comunes durante los 48 meses siguientes. En el caso de que la cotización sea superior a la base mínima, el primer año disfrutarán de una reducción del 80% y después, hasta los 48 meses desde la fecha de alta, de una bonificación del 50%.

  • En el caso de los autónomos mencionados que pueden disfrutar de tarifa plana (sin importar que sean del primer o segundo grupo) disfrutarán de ella durante dos años completos si realizan su actividad en municipios con menos de 5.000 habitantes.
  • Cuando las altas son para familiares colaboradores del trabajador por cuenta propia también existen bonificaciones. Éstas se darán siempre que el familiar sea cónyuge, pareja de hecho o cualquier otro por afinidad o consanguineidad hasta el segundo grado (incluyendo la adopción).

En estos casos la ayuda se prestará, según dice la normal, “sobre la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima del tipo correspondiente de cotización vigente en cada momento”. De este modo se aplicará un 50% durante los 18 primeros meses y de un 25% los seis meses siguientes.

  • Otra de las ayuda disponibles es para los trabajadores por cuenta propia o freelances de Ceuta y Melilla de los sectores recogidos en el artículo 6 de la ley 20/2007. Recibirán una bonificación del 50% sobre la base de cotización por contingencias comunes por un periodo indefinido.
  • Entre las prestaciones también se encuentran las de interinidad dirigidas a aquellos autónomos que tengan que parar su actividad por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento o los casos de embarazos de riesgo o lactancia. La bonificación será del 100% sobre la base que se haya tenido durante los doce meses anteriores y se podrá mantener durante todo el tiempo de descanso. El único requisito es que debe ser, mínimo, de un mes.
  • Para los trabajadores por cuenta propia que precisen la contratación de un trabajador por conciliación de la vida personal y familiar, ya sea por cuidado de los hijos o por tener a cargo un familiar (con o sin discapacidad), también existe una ayuda. En este supuesto, la legislación comprende que bonificación de la cuota por contingencias comunes “será la que resulte de aplicar a la base media que tuviera el trabajador los doce meses anteriores a la fecha de acogerse a estas medidas, del tipo de cotización vigente, según el tipo de contrato”; así, en los contratos indefinidos será del 100% y en los que fuesen a tiempo parcial del 50%.

La vigencia del contrato debe ser mínimo de tres meses y la bonificación podrá mantenerse hasta 12 meses, siempre que el trabajador continúe contratado ese periodo de tiempo.

  • Por último, el documento confirma que existe una tarifa fija de 60 euros al mes durante un año completo para aquellas autónomas que se reincorporen a la actividad tras la maternidad, adopción, acogimiento y tutela. Podrán acogerse a ella las trabajadoras por cuenta propia que hayan tenido que parar su actividad por cualquiera de estos motivos y vuelvan a realizar su actividad en los dos años siguientes desde la baja.