Portada > AUTÓNOMOS > El autónomo español: sin asalariados y con negocios de larga duración

El autónomo español: sin asalariados y con negocios de larga duración

La mayoría de autónomos son varones y el sector servicios es en el que se concentra la mayor parte del trabajo por cuenta propia.

perfil del autónomo

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en España hay un total de 3.269.909 afiliados por cuenta propia, siendo personas físicas 1.993.902. Pero, ¿cuál es el perfil del autónomo español? Podríamos decir que, teniendo en cuenta las referencias más importantes, se trata de personas sin asalariados a su cargo y, además, con actividades o negocios de larga duración.

Más de la mitad de ellos, concretamente el 54,7%, dirigen un negocio que lleva más de cinco años funcionando. El resto se desgrana entre los que llevan entre tres y cinco años (12%), entre uno y tres años (16,6%), entre seis y once meses (8,1%) y por último los que llevan menos de medio año con su actividad (8,6%).

A su vez, el 78,2% son profesionales autónomos que no tienen contratadas a más personas, frente al 21,8% que sí tiene asalariados a su cargo. En cuanto a la situación profesional también cabe destacar que un 93,9% se dedica a una única ocupación, por tanto, tan sólo el 6,1% tiene pluriactividad.

Sectores de actividad en autónomos

También hay grandes diferencias en cuanto a los sectores de actividad, llegando al 73,2% los autónomos dedicados a los servicios. Un 11,5% del total se dedican a la agricultura, seguido del 10,9% de profesionales de la construcción y un 4,4% a la industria.

La desigualdad también está presente en características como la nacionalidad (con un total de 89,5% de españoles y un 10,5% de extranjeros), el sexo (los varones componen el 64,7% y las mujeres el 35,3%) y la edad. En esta última el 45,9% tienen entre 40 y 54 años, el 26,8% más de 55, el 25,4% entre 25 y 39 y sólo un 1,9% son menores de 25 años.

Por último, también cabe destacar que el 86% de los trabajadores por cuenta propia o autónomos optan por la base de cotización mínima.