Portada > AUTÓNOMOS > Respuestas oficiales a las preguntas de una autónoma que quiera tener hijos

Respuestas oficiales a las preguntas de una autónoma que quiera tener hijos

Existe un subsidio para los casos de embarazos de riesgo en los que la trabajadora por cuenta propia no puede continuar realizado su actividad profesional.

Autónomas embarazadas

Las autónomas que estén pensando en ser madres, o se estén planteando serlo en algún momento de su vida, tienen una serie de cuestiones que deben tener en  cuenta. ¿Cuánto cobraré durante la baja? ¿Cómo conseguirla? ¿A qué me da derecho? ¿Cómo y quién se encarga de mi negocio durante la maternidad? Y, si tengo circunstancias especiales para el cuidado de mis hijos, ¿estoy protegida? ¿Hasta qué punto y cómo? Todos estos interrogantes tienen respuestas diferentes en el caso de las autónomas. Para dar respuesta a ellas hemos accedido a la documentación especial sobre este asunto, actualmente disponible en la web de los Servicios Públicos de Empleo.

Las dudas de una autónoma que quiera ser madre

  • ¿Puedo solicitar alguna ayuda? Sí, la Administración tiene una prestación específica para las embarazadas que se vean obligadas a interrumpir su actividad, por una posible influencia negativa en su salud o la del feto. Dicha cuestión debe estar certificada por los servicios médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, o de la mutua colaboradora correspondiente.

  • ¿Cuánto voy a cobrar con la prestación? Es un subsidio que cubre el 100% de la base reguladora. Se tendrá en cuenta la equivalente a la establecida por incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales. En los casos en los que, por el régimen en el que se esté de alta, no se admita esta opción o se haya mejorado la protección, se tendrá en cuenta sobre a la establecida por contingencias comunes.

  • ¿Cuándo puedo obtener el subsidio? Una vez se tenga el certificado médico se puede hacer la solicitud, pero no se comenzará a cobrar hasta que no se haga el cese de la actividad de la autónoma. Una vez se obtenga, se podrá beneficiar de él todo el tiempo necesario que deba cesar su actividad para salvaguardar la salud de la madre y el feto.

  • ¿Cuándo se deja de cobrar? Se extinguirá esta prestación cuando se inicie el periodo de descanso por maternidad, cuando se vuelva a reanudar la actividad profesional, cuando se interrumpa el embarazo, si se causa baja en el régimen especial de la SS o por fallecimiento de la embarazada. Se debe avisar a la Administración si se da cualquiera de estos supuestos.

  • ¿Lo puedo solicitar si estoy en situación de incapacidad temporal? Ambas ayudas no son compatibles. Si se está en situación de IT no se podrá cobrar el subsidio por embarazo de riesgo. Lo mismo sucede si es al revés, hasta que no se finalizase la prestación por embarazo de riesgo no se podría solicitar, en caso de cumplir los requisitos necesarios, por incapacidad temporal.

  • ¿Cómo la solicito? Lo primero es la acreditación de embarazo con su respectiva fecha probable de parto. Después se debe solicitar la certificación médica mencionada antes en la que se reconozca el riesgo de embarazo ante la entidad colaboradora. Para esta certificación se necesitará el informe del Servicio Público de Salud y una declaración sobre la actividad que se lleva a cabo y la inexistencia de un trabajo (en su empresa) que pueda realizar. En este momento la entidad será la que decida si se concede o no. En caso de que sí se reconozca el derecho al subsidio se solicitará a la Dirección provincial de la entidad gestora que será quien dictará la resolución.

  • ¿Debo presentar yo la declaración sobre mi actividad? Sí puede ser presentada por la propia autónoma, como en los casos de las empleadas del hogar. En cambio cuando se realicen prestaciones de servicios a sociedades cooperativas, laborales o mercantiles será el administración de la sociedad quien la realice. En el caso de las TRADE (trabajadoras autónomas económicamente dependientes) será el cliente.

  • ¿Cuál es el plazo para presentar la declaración? Se dispondrá de 15 días a partir de la fecha de cese de la actividad. Después deberá entregarse con periodicidad semestral. En caso de no hacerlo podrá suspenderse el pago o, en caso de que ya se hubiera percibido parte, puede incluso tener que devolver la cantidad correspondiente.

  • ¿Quién gestiona los pagos y cuándo se producen? Este subsidio se cobrará a mes vencido y su gestión será realizada por la entidad gestora o la mutua colaboradora con la Seguridad Social con la que la autónoma tenga la cobertura por contingencias profesionales o, en los casos correspondientes, con la protección por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes. Las entidades gestoras también tienen en cuenta los casos, como el de las trabajadoras del hogar, que puede no existir esa opción.