Portada > PYMES > Conseguir que mi pyme sea registrada públicamente como “innovadora”

Conseguir que mi pyme sea registrada públicamente como “innovadora”

El registro, para el que la pyme deberá cumplir, al menos, uno de los requisitos del Ministerio, se puede hacer de forma telemática.

Pyme innovadora

La apuesta por la innovación, investigación y tecnología es cada vez mayor. Tanto desde la Unión Europea como desde los propios gobiernos de los distintos países que la forman. Por ello muchas empresas quieren formar parte y ser reconocidas de forma pública como innovadoras. ¿Existe algún registro oficial para ello? La respuesta es sí. Explicamos a continuación cómo y qué se necesita para que una pyme obtenga dicho título.

Suscribir candidatura

Para hacer efectivo este registro debe hacerse una solicitud de alta, con su correspondiente documento PDF adjunto, a través de la sede electrónica del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. En esa misma página web también se pueden consultar las empresas que ya tienen esta consideración.

Pero no todas las pequeñas y medianas empresas podrán registrarse como innovadoras. Para ello será necesario que cumplan alguno de los requisitos que el Ministerio considera.

Requisitos para ser pyme innovadora

La primera condición es que deben haber recibido financiación pública en los últimos tres años, en algunas de las siguientes líneas que avanzamos a continuación. Además, el apoyo no puede haber sido invalidado posteriormente, por mal uso o uso insuficiente de la ayuda.

Las líneas a las que hacíamos referencia son: convocatorias públicas dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación y Tecnología o el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, ayudas del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial para proyectos de I+D+I o convocatorias del 7º Programa I+D+I o del Programa Horizonte, perteneciente a las ayudas de la Unión Europea.

El segundo requisito es que la pyme haya demostrado su carácter innovador a través de sus actividades. Esta condición está limitada por períodos de tiempo. La primera opción es que no puede superar los cincos años anteriores al ejercicio del derecho de bonificación en los casos de patentes propias en explotación.

La segunda, y que no podrá superar los tres años, será cuando dispongan de un informe vinculante positivo que les permita el acceso a la deducción descrita en el artículo 35 del la Ley del Impuesto de Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo.

Si no se cumplen ninguno de los anteriores, la última alternativa es haber demostrado la capacidad de innovación de la pyme mediante alguno de los siguientes certificados: el de Joven Empresa Innovadora (JEI), según la especifícación AENOR EA003, el de Pequeña o Mediana Empresa Innovadora, según la especificación AENOR EA0047 o la certificación correspondiente a la norma UNE 166.002 de Sistemas de Gestión de la I+D+i.