Portada > AUTÓNOMOS > Las personas de mayor nivel educativo se hacen autónomos por oportunidad

Las personas de mayor nivel educativo se hacen autónomos por oportunidad

En España los datos se disparan con respecto a Europa con casi el doble de no asalariados con estudios superiores.

autónomos necesidad

En Europa existe una gran diferencia entre la elección del trabajo por cuenta propia y el asalariado, especialmente cuando se trata del nivel de estudios. Los no asalariados con un nivel educativo alto suelen acceder al autoempleo por detectar una oportunidad, que deciden aprovechar. Sin embargo, los que tienen estudios más bajos suelen hacerlo por necesidad.

Así lo refleja el informe “Caracterización del empleo no asalariado en España desde una perspectiva Europea”, de Pilar García Perea y Concepción Román. Dentro del Boletín Económico 2/2019 Artículos analíticos, de 18 de junio de 2019 y elaborado por el Banco de España.

En España, la situación de los autónomos respecto a los estudios no cambia de tendencia pero sí que está más polarizada. Sin ir más lejos, mientras que en el resto de Europa el 24% de los trabajadores por cuenta propia y el 20,1% de los empleadores tienen estudios superiores, en nuestro país sube hasta un 40,5% y un 35,1% respectivamente.

Entre los no asalariados también hay mucha polarización y diferencia respecto a la eurozona, ya que en España existe un mayor número de personas pertenecientes a este colectivo con estudios superiores y bajos. Sólo un 24% de ellos tienen estudios medios, que es la mitad de la media en el resto de Europa.

Perfil en función del sexo

En cuanto a la diferencia por sexos existe una gran disparidad entre hombres y mujeres a la hora de realizar trabajos por cuenta propia. Una tendencia que existe en todo el continente y que en España se traduce en un 70% de empleadores de género masculino, tres puntos por debajo de la media europea. Más igualdad existe en los trabajos asalariados, en el que el porcentaje de hombres sigue siendo superior pero sólo con un 52,2%.

La edad también marca diferencias, sobre todo en cuanto a las preferencias. Según el Flash Eurobarómetro 354 de la Comisión Europea un 45% de los jóvenes de entre 15 y 24 años prefería el trabajo por cuenta ajena. Descendía hasta el 37% entre los 25 y 39 años. En España existe aún más desigualdad, subiendo hasta un 49% en el primer grupo y cayendo hasta el 26% en el segundo.
Estos datos de preferencia chocan después con la realidad, debido a las dificultades para emprender que tienen los más jóvenes. De hecho, los mayores de 50 años son los que representan el mayor grueso de trabajadores no asalariados.