Portada > PYMES > ¿Por qué las pymes del vino deben plantearse Guatemala como destino al que exportar?

¿Por qué las pymes del vino deben plantearse Guatemala como destino al que exportar?

Las grandes superficies están eliminando intermediarios y contactando directamente con las empresas que les importan los productos.

Exportar vino Guatemala

Las pymes del sector del vino que estén pensando en exportar a otros países, tienen una oportunidad en Guatemala, a tenor de los datos aportados por ICEX España Exportación e Inversiones. Según los datos de esta institución especializada en comercio exterior,  el país se encuentra en un crecimiento continuado, desde hace más de una década. Sin ir más lejos, fue uno de los pocos países que consiguió mantener esa línea ascendente a pesar de la crisis de 2008.

También muestra buenos datos su PIB, que durante el año pasado llegó a los 82.676 millones de dólares, consiguiendo ser la mayor economía de Centroamérica, y llegando casi a representar un tercio del PIB regional. El cuanto a la población, son 17 millones de habitantes. De ellos, los menores de 40 años alcanzan el 78% de la población total. El porcentaje sólo baja hasta el 56% si hablamos de los menores de 24 años.

Razones para pensar en una oportunidad para el vino

Además, es un país en el que el sector del turismo gastronómico está en crecimiento debido a la nueva oferta de cadenas de hoteles internacionales y restaurantes de calidad. En este sector de hostelería y restauración tienen bastante peso los importadores locales.

Si se tiene en cuenta el factor de la distribución, podría decirse que tiende a la concentración. Por este motivo, muchas cadenas de supermercados y grandes superficies están contactando directamente con aquellas empresas que les importan los productos, evitando los intermediarios o importadores locales. Esto supone también una buena noticia para las empresas que quieran exportar al país.

Por último, y según el informe Doing Business de 2018 del Banco Mundial, Guatemala se sitúa en el puesto número 97 del mundo, siendo uno de los países de América Central más accesibles para la entrada a ese mercado. Por si fuera poco, diferentes empresas españolas ya operan allí desde hace años, por lo que son prueba de los buenos resultados que pueden cosechar las que apuesten por la exportación al país.