Portada > PYMES > Nueva guía europea sobre contratación pública. Oportunidad para las pymes (que sean europeas)

Nueva guía europea sobre contratación pública. Oportunidad para las pymes (que sean europeas)

Desde la Comisión Europea esperan que las empresas de los Estados miembros tengan mayor facilidad para llegar al mercado de contratación pública. Siempre bajo parámetros de calidad, derechos del trabajo y respeto del medioambiente. Valorando estos por encima del...

Obras públicas Europa pymes

La Comisión Europea ha publicado una Guía con recomendaciones para adjudicadores y adjudicatarios de licitaciones a nivel continental. Con ella, se pretende garantizar una competencia leal, de alta calidad y de igualdad de condiciones. Las líneas maestras de la Guía, como veremos a continuación, marcan una oportunidad para las pymes del continente, entre las que se encuentran las españolas. Se plantean ciertas limitaciones, si no se cumplen requisitos de calidad y valor. En otras palabras, se anima a mirar más allá del precio, si de ello se derivan, por ejemplo, pérdidas de derechos de los trabajadores. Una cuestión más común en empresas de fuera del continente.

Que se respete la seguridad en el trabajo y el medio ambiente

El objetivo es conseguir que terceros países puedan optar a las licitaciones del mercado de la contratación pública de la Unión, siempre y cuando respeten los ámbitos de seguridad, trabajo y medio ambiente que también deben respetar los Estados Miembros. Con estas medidas, también se espera que las empresas de la propia UE puedan llegar a optar a este tipo de licitaciones en otros países.

Los poderes adjudicadores cuentan con una serie de aspectos en los que centrarse: el acceso de los licitadores extranjeros, el rechazo de ofertas con precios anormalmente bajos, una contratación pública basada en la calidad y la ayuda práctica de la Comisión. Todos ellos se tienen en cuenta tanto para los Estados miembros como para terceros países de fuera de la Unión.

El primer punto, de acceso de los licitadores extranjeros, aclara que sólo aquellas empresas procedentes de países con los que la UE haya establecido acuerdos de libre comercio internacionales o bilaterales vinculantes que guarden relación con la contratación pública tienen garantizado el acceso a estas licitaciones; el resto no. Además, si se trata de los ámbitos de seguridad o defensa los Estados miembros podrán restringir el acceso a su mercado.

Rechazar ofertas demasiado bajas

La posibilidad de rechazar ofertas muy bajas ya consta dentro del marco de la legislación europea. Ahora, la guía añade una lista de verificación con preguntas que los licitadores deberán responder para justificar esa oferta anormalmente baja.

Atendiendo a la calidad de las contrataciones, y para que no se lancen a hacer las licitaciones guiados por los precios, la UE recomienda a los poderes adjudicadores centrarse en la innovación, la responsabilidad social y la sostenibilidad. Así, se espera que se respeten los estándares sociales, medioambientales y laborales en estos procedimientos.

La Comisión puede ayudar a los poderes adjudicadores a evaluar la compatibilidad de un proyecto con la legislación europea. Denominado como “mecanismo de evaluación previa”, consiste en un asesoramiento en materia de contratación pública antes de tomar las decisiones estos poderes adjudicadores.