Portada > AUTÓNOMOS > Autónomo con deudas o al que le deben dinero: ¿cuándo prescriben?

Autónomo con deudas o al que le deben dinero: ¿cuándo prescriben?

Dependiendo del tipo de deuda y de las acciones de reclamación tendremos unos u otros periodos.

Autónomos deudas prescriben

El autónomo puede tener deudas o sufrir impagos. ¿Cuándo dejan de existir tales deudas? ¿Prescriben en algún momento o pueden ser reclamadas en cualquier periodo?

Los abogados de Legálitas han analizado en su web la duración de las mismas. Existe un primer punto a tener en cuenta. Para que una deuda no prescriba el deudor no puede haber reconocido en ningún momento la veracidad de la misma. Hay otro caso en lo que no ha lugar a prescribir. Si el propio demandante de la deuda no ha ejercido ningún tipo de acción tanto judicial como extrajudicial. En este último caso basta con el enviado requerimientos notariales o el envío de cartas.

Si no se han dado estos casos, tenemos que acudir a la norma general dictada por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. En ella se establece que en la mayoría de supuestos la duración para que prescriba una deuda es de cinco años, bajando de los 15 que marcaba la anterior legislación.

Cambios, según el tipo de deuda

Pero no es así en todos los casos. Sin ir más lejos, las deudas hipotecarias llegan hasta los 20 años desde la fecha de vencimiento inicial. Sí que se establece en cinco años en los casos de rentas, u otras cantidades asimiladas, en los casos de alquiler.

En los supuestos de deudas con la administración pública, prescribirán a los cuatro años las deudas con la Seguridad Social, como marca el artículo 24 de la Ley General de la Seguridad Social, y a los tres años en el caso de que la deuda sea con Haciencia, según el artículo 66 de la Ley General Tributaria.

Más complejos son los casos de deudas en suministros (como la luz o el gas), en los que la jurisprudencia no llega a un acuerdo. Una parte aboga por los tres años, mientras que otra llega a los cinco atendiendo al artículo 1966.3 relacionado con los pagos que se realizan por años u otros periodos más breves de tiempo. Con las deudas bancarias no hay duda, se atiene a la norma general y se extinguen a los cinco años.