Portada > PYMES > Las pymes no forman a sus empleados en TIC

Las pymes no forman a sus empleados en TIC

La pequeña y mediana empresa es la que menos formación en estas tecnologías da a sus empleados y también las que menos expertos en la materia contratan.

pymes formación TIC

A pesar de que en casi todas las empresas y negocios cada vez tienen más peso las nuevas tecnologías y la digitalización, las pymes son las compañías que menos actividades formativas en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) proporcionan a sus trabajadores. Al menos así lo afirman los datos aportados por la Cámara de Comercio de España.

Las que más invierten en esta formación para sus empleados son las grandes empresas, de hecho un 66,1% de compañías realizan este tipo de acciones. Las empresas de entre 50 y 249 trabajadores alcanzan un 37,4%, mientras que aquellas que sólo tienen entre 10 y 49 asalariados tan sólo alcanzan el 18,5%. Esto hace una media de 22,6%, lo que supone que ni siquiera un cuarto del total las empresas españolas realiza estas formaciones.

Tampoco son muy positivos los datos relativos al empleo de los especialistas en actividades TIC. Sólo el 13,5% de empresas de entre 10 y 49 empleados cuenta en su plantilla con dicho perfil. Alcanzan el 41,4% la compañías que tienen entre 50 y 249, aunque las grandes empresas vuelven a ser las más destacadas llegando al 72% de expertos en TIC.

Para tratar de mejorar estas cifras, desde la Cámara de Comercio propone que se aprueben tanto incentivos económicos como fiscales para las pymes que inviertan en esta materia. Una de las propuestas es el certificado “Pyme 100% digital” que conllevaría una notable ventaja fiscal para aquellas empresas que lo consiguiesen.

Además la Cámara también ha propuesto una serie de medidas como la “Guía básica para la transformación digital de la pyme”. En esta guía aparece un plan, dividido en tres pasos, para ayudar a estas compañías a introducirse en la digitalización y poder disfrutar de sus ventajas.

Los tres pasos de este plan son: primero, conocer el estado de digitalización (madurez digital) de la pyme; segundo, buscar el posicionamiento adecuado para la empresa así como la creación de una hoja de ruta y, por último, seleccionar socios tecnológicos que favorezcan el logro de objetivos.