Portada > AUTÓNOMOS > Todo lo que necesita saber un autónomo jubilado que quiera más ingresos, además de su pensión

Todo lo que necesita saber un autónomo jubilado que quiera más ingresos, además de su pensión

Aunque la norma general establece que no es posible cobrar jubilación y generar rendimientos del trabajo, establece posteriormente una serie de excepciones, que incluyen ciertos casos de los trabajadores autónomos.

Autónomos jubilación trabajar

La Seguridad Social establece una serie de normas. Y también sus excepciones. Un buen ejemplo lo encontramos en la jubilación de los trabajadores autónomos, y en la consecución de ingresos extra, más allá de la mencionada pensión de jubilación. Como norma general, este organismo público establece que no es posible jubilarse y trabajar. Para, acto seguido, establecer una serie de excepciones que permitirán a los autónomos jubilados trabajar y generar ingresos mientras cobran la prestación. ¿Qué excepciones son estas?

Excepciones para que el autónomo cobre jubilación y genere, además, rendimientos profesionales

En primer lugar, los autónomos jubilados podrán seguir llevando a cabo su actividad siempre que los ingresos anuales totales no superen el Salario Mínimo Interprofesional. Están exentos de cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social. En consecuencia, tampoco tendrán los derechos derivados de ellas.

Cuando se trate de disfrutar de la pensión, de forma contributiva, realizando trabajos por cuenta propia o ajena verá limitada la cuantía de su pensión. En estos casos tan sólo disfrutará del 50% de la prestación independientemente de su jornada laboral o actividad mientras dure esa situación.

Para este último caso también existe una excepción que sólo afecta al colectivo de los autónomos. Tiene que ver con  el porcentaje de pensión de jubilación a cobrar. Mientras que la norma general, para trabajadores por cuenta propia y ajena, está en el mencionado 50%, en el caso de que sea un autónomo y tenga trabajadores a su cargo este porcentaje podrá ser superior. Con un empleado contratado sí podrá cobrar el 100% de la jubilación, mientras continúa trabajando.

En ambos supuestos deberán cotizar tanto por contingencias profesionales como por incapacidad temporal. Además, tendrán que hacer una cotización especial de solidaridad del 8% en contingencias comunes.