Portada > PYMES > El plan de promoción para favorecer ventas en la pyme alimentaria y del vino

El plan de promoción para favorecer ventas en la pyme alimentaria y del vino

Los chefs de todo el mundo, así como los responsables de la compra, podrán recibir una formación sobre gastronomía Española y conocer los negocios y productos característicos de primera mano.

Apoyo industria alimentaria

ICEX busca promover la internacionalización de las empresas españolas por todo el mundo para favorecer su competitividad. Una estrategia que también busca mejorar el conjunto de la economía española y de atraer inversiones de otros países a proyectos y negocios nacionales.

Para ello también tiene programas destinados a la promoción de la gastronomía española a la que considera como eje transversal en la promoción de vinos y alimentos del país. Así, a través de la Dirección de Alimentos y Gastronomía, se llevan a cabo diferentes iniciativas como la organización de eventos internacionales y la participación de las empresas españolas en los eventos de otros países.

Ahora se han propuesto desarrollar dos instrumentos estratégicos diferentes. El primero es un programa de certificación de restaurantes españoles por todo el mundo. Con ello se les concederá un sello de calidad a aquellos negocios que trabajen con productos y gastronomía española.

Información y comunicación para chefs

Por otro lado, el segundo es un programa de información y comunicación tanto para chefs como para los encargados de compra (ya sea de hoteles, restaurantes o cruceros) que estén interesados en incluir productos de la gastronomía de España.

Este último plan está basado en un programa anterior, en funcionamiento durante 10 años, que estaba dirigido a estudiantes de escuelas internacionales de gastronomía. Ahora, con su nueva estrategia, lleva ya dos ediciones; la última de ellas celebrada en este 2019.

Está dividido en dos fases diferentes: una online y otra en España. La primera se realiza a través de la plataforma ICEX-CECO y tiene una duración de cuatro semanas. En ese periodo se les facilitará información sobre la gastronomía española.

La segunda fase dura tres semanas e implica el desplazamiento a nuestro país de los participantes. Aquí reciben sesiones sobre platos característicos de la gastronomía nacional y técnicas de cocina. Además visitan varios negocios de restauración, centros de producción, distribución y otros tipos de empresas que estén interesadas, tengan la capacidad y los productos necesarios para poder estar presentes en otros países.