Portada > AUTÓNOMOS > El pago de cuota en autónomos y sus intereses de demora

El pago de cuota en autónomos y sus intereses de demora

El profesional debe pagar cada mes su cuota a la Seguridad Social y, en caso de no hacerlo, se aplicará tanto el recargo como los intereses correspondientes hasta su abono.

autónomos pagar cuota

Cada mes el trabajador por cuenta propia tiene la obligación de pagar su cuota de cotización a la Seguridad Social. Este pago podrá realizarse, según explica la propia administración, “en cualquier entidad financiera autorizada como Oficina Recaudadora de la Seguridad Social, presentando el recibo de liquidación de cotizaciones (RLC) o también con su domiciliación en la cuenta bancaria”, según se informa en la propia página de la Seguridad Social.

Pero, ¿qué sucede si el autónomo se olvida de ingresarla o se retrasa? Es indispensable que esta cuota se ingrese dentro del mes al cual corresponde, salvo que se haya solicitado algún aplazamiento. De no cumplirse el pago, el profesional deberá enfrentarse a una serie de recargos e intereses por parte de la Administración.

Recargos a pagar a la Administración por los retrasos en la cuota

El recargo será sólo de un 10% de la deuda si las cuotas se abonan dentro del primes mes natural siguiente al vencimiento del plazo. En caso de que el abono de la cuota se realice a partir del segundo mes, el recargo aumentará hasta el 20% de la deuda.

En cuanto a los intereses, comenzará su devengo al día siguiente del vencimiento del plazo. Eso sí, no se le podrán exigir hasta que no hayan transcurrido 15 días desde la notificación de providencia de apremio.

El autónomo deberá tener en cuenta que los intereses no sólo serán los aplicados a la deuda, sino también al recargo correspondiente. Además el tipo de interés, salvo que se establezca otro distinto en los Presupuestos Generales del Estado, será “el interés legal del dinero vigente en cada momento del período de devengo, incrementado en un 25%.