Portada > FINANCIACIÓN PYMES > Auditan el Instrumento de la Pyme de la UE. Estas son las conclusiones

Auditan el Instrumento de la Pyme de la UE. Estas son las conclusiones

El desconocimiento real de las necesidades de las pymes, así como la mejora de las sinergias con los instrumentos financieros son algunos de los aspectos a mejorar.

auditoria ayudas europeas

El Instrumento Pyme ha funcionado bien, en líneas generales, aunque hay cosas que se pueden mejorar. Tras haber aportado 3.000 millones de euros (entre 2014 y 2020) para cubrir el déficit de financiación existente en innovación e investigación, ahora el Tribunal de Cuentas Europeo ha publicado un informe en el que audita el funcionamiento de esta línea de impulso continental.

Como puntos positivos destacan principalmente que funciona. Resulta de utilidad a las pymes. Además es muy eficaz para dar visibilidad a los proyectos (marca UE) que, a su vez, permite que otros inversores apuesten por esos proyectos.

Cosas a mejorar

También destacan la clara mejoría de los procedimientos de evaluación para elegir los proyectos. Los auditores hacen especial mención a la presentación oral de los proyectos, obligatoria desde 2018 y que permite conocer los proyectos mejor, sin la distancia. A pesar de todo, incluso en este apartado creen que podría haber mejorías, ya que tanto la limitación de recursos como los proyectos rechazados que se vuelven a presentar, dificultan el proceso.

Los auditores señalan que desde la Comisión deben tratar de tomar más medidas para crear vínculos con los instrumentos financieros. En este sentido deben intentar de aportar una mejor información a los beneficiarios sobre estos instrumentos, ya que la actual no es clara o no es fácil de encontrar completa. De igual forma, habría que plantear la inclusión de otras estructuras de apoyo financiero reembolsable.

La confusión de los beneficiarios de Instrumento Pyme también se da respecto a la definición de los objetivos del programa, entre otras cosas porque ha sufrido varios cambios, lo que provoca que algunos de ellos hubiesen podido encontrar otras financiaciones alternativas.

Otros aspectos a mejorar es la diferencia de participación entre los distintos países de la UE o el acceso a los servicios de aceleración empresarial. Respecto a lo primero, esto supone que desde la Comisión deben estudiar y establecer diferentes actividades de comunicación y derivados para todos los países, para mejorar el primer punto.

Los accesos a servicios de aceleración, por su parte, no se adaptan a las necesidades de las pymes y, por tanto, han tenido poco aprovechamiento. Este desconocimiento de las necesidades reales de las empresas ha provocado, en general, la mayoría de fallos o cosas a mejorar por parte de la Comisión.

Con toda esta información los auditores lo tienen claro y piden para el programa sucesor de Instrumento Pyme: mantener aspectos del diseño actuales, dirigirse a los beneficiados correctos (ampliando la cobertura geográfica), mejorar los servicios de aceleración así como la elección de los proyectos beneficiarios y, por último, crear vínculos con los instrumentos financieros.