Portada > PYMES > Obstáculos que impiden a las pymes españolas pasar a ser grandes

Obstáculos que impiden a las pymes españolas pasar a ser grandes

Las dificultades que se encuentran a nivel regulador y administrativo son las más destacadas por las compañías.

pymes crecer España

Conseguir el crecimiento de una empresa no es una tarea sencilla. Día a día, las pequeñas y medianas compañías, se encuentran con diversas dificultades que no les permiten avanzar al ritmo deseado. En muchas ocasiones, acaban derivando en problemas aún mayores. El informe Perspectivas España 2020, elaborado por KPMG con la colaboración de la CEOE, recoge los obstáculos que más afectan a estos negocios.

La mayoría de estas trabas tienen el problema añadido de que no está en su mano ponerles solución. El mejor ejemplo de estos son los dos obstáculos más señalados por las empresas, que afectan a más de la mitad de ellas. Por un lado se encuentran las trabas administrativas y reguladoras (mencionado por un 55% de las empresas) y por otro la rigidez del mercado laboral (51%).

Algo más lejos, pero con un porcentaje también muy elevado, se encuentran las cargas fiscales (46%), la dificultad de acceso a la financiación (43%) y la capacitación de talento directivo (31%). Por último las pymes también señalaron la ambición y capacidad de colaboración (26%), la falta de incentivos públicos (25%) y la dificultad para salir al exterior (24%) como otros de sus grandes inconvenientes.

A pesar de todo ello, y en plena desaceleración económica, la mayoría de empresas creen que durante este 2020 tienen posibilidades de crecer. En concreto un 25% (un 5% menos que el año pasado) estiman un aumento superior al 5% y un 33% sitúa su crecimiento por debajo de ese porcentaje. Por su parte un 5% (un 1% más que en el ejercicio anterior) esperan una disminución superior al 5%.

También existen ligeras variaciones en las inversiones que esperan para su negocio durante este año. En concreto un 21% de las pymes esperan un aumento de cinco puntos o más en la inversión, lo que supone un 4% menos respecto al año pasado. Asimismo suben un punto (del 6% al 7%) las empresas que esperan una disminución en la inversión de más del 5%.

Las alteraciones son más leves en el comportamiento esperado de la plantilla en este ejercicio y en la evolución de la presencia internacional de las compañías. Respecto a este último parámetro, aquellas compañías que esperan llegar a otros países prefieren ampliar su actividad en Francia (29%), Alemania (24%), Italia (21%), Reino Unido (19%) o elegirán algún otro país perteneciente a Europa (34%).