Portada > PYMES > Los siete pasos para constituir legalmente una SL

Los siete pasos para constituir legalmente una SL

La Escritura Pública es el paso más importante, por todo lo que supone, pero antes será necesario realizar otro trámites.

crear una SL

Las Sociedades Limitadas son uno de los tipos de empresa más habituales en nuestro país pero, aún así, a muchos emprendedores o usuarios les resulta complejo. Es cierto que hay que realizar una serie de pautas para constituirla pero, tal y como han recogido en una guía sobre este tipo de sociedades, elaborada por Legalitas, son siete pasos muy concretos.

En primer lugar será necesario solicitar el Certificado de Denominación Social, es decir, el que será el nombre de la empresa. En este caso se permite solicitar entre una y cinco denominaciones, que se harán a través del Registro Mercantil.

Una vez se haya realizado ese primer paso, lo siguiente será conseguir el certificado bancario de desembolso. Para ello será necesario abrir una cuenta, en la entidad bancaria elegida por los socios, a nombre de la empresa. Cada uno de los socios realizará un depósito para la constitución de la misma, la entidad bancaria realizará resguardos de ellos, que serán necesarios para la siguiente fase.

El tercer paso es el más complejo, ya que supone firmar la Escritura Pública de Constitución ante Notario. Además de los resguardos que hemos citado antes y participaciones de cada socio, serán necesarias otra serie de documentaciones: la identidad de estos y la voluntad de constituir la S.L, los estatutos, el sistema de administración establecido, así como la persona que se encargue de la administración y representación de la empresa.

Ese mismo día habrá que completar la cuarta condición: la solicitud del N.I.F provisional. Para ello no es necesario acudir a ninguna oficina de la Administración o notario, ya que se realiza de forma telemática.

La inscripción en el Registro Mercantil será lo siguiente. Esto supondrá, además, que el N.I.F provisional pasa a ser definitivo. Debe hacerse en el Registro provincial que corresponda al domicilio de la sociedad. No se debe olvidar de que tendrán la la obligación de publicar dicha inscripción en el B.O.R.M.E (Boletín Oficial del Registro Mercantil) para el cual habrá que hacer frente al pago de unas tasas, de forma telemática.

Por último, se deberá tramitar el alta en la Hacienda Pública para mantenerse al día con la Administración en cuanto al pago de tributos. Así deberá constar para tributar el I.A.E (Impuesto de Actividades Económicas) o el I.V.A (Impuesto sobre el Valor Añadido).