Portada > AUTÓNOMOS > ¿Pueden los autónomos acogerse a un ERTE?

¿Pueden los autónomos acogerse a un ERTE?

Se trata de una suspensión temporal de empleo, no supone un despido.

ERTE autónomos

Con motivo de la situación creada a raíz de la aparición del Covid-19, son muchos los autónomos que se preguntan si, llegado el momento, podrían hacer un ERTE o es un asunto que solo pueden llevar a cabo las empresas. La respuesta, según la normativa, es clara: sí pueden.

Antes de nada, conviene recordar que el ERTE no es un despido, sino que significa la suspensión temporal del contrato de trabajo. Siempre debe darse ante situaciones justificadas por alguna causa ya que, una vez que esa causa finalice o desaparezca, los trabajadores vuelven a recuperar su puesto habitual.

Esta suspensión supone que el trabajador no realiza su actividad, como es lógico, aunque continúa en estado de alta para la Seguridad Social. Por su parte, el empleador, tampoco tendrá que pagar al asalariado ya que, como acabamos de explicar, no está trabajando.

Una vez se ha decidido que se va a llevar a cabo el ERTE será necesario saber de qué tipo, ya que existen dos casos causas diferentes. Por un lado, el que se aplica por motivos de fuerza mayor y, por otro, el que se deriva de causas económicas, técnicas, organizativas y de producción. Estos últimos suelen implicar un proceso más largo, mientras que los de fuerza mayor se resuelven con más rapidez.

Conviene recordar también que, debido a estas circunstancias, las suspensiones temporales podrán ser compatibles con las nuevas medidas implantadas por el Gobierno. De esta forma, un autónomo podrá solicitar también la prestación extraordinaria de cese de actividad, si ha tenido que interrumpir su actividad por el Real Decreto del pasado 14 de marzo o bien cuando pueda demostrar que su facturación ha sido inferior, al menos, en un 75% a la media de los últimos seis meses.