Portada > AUTÓNOMOS PYMES > ¿Hasta dónde puedes llegar como empleador para saber si tus trabajadores tienen coronavirus?

¿Hasta dónde puedes llegar como empleador para saber si tus trabajadores tienen coronavirus?

La protección del trabajador es lo primordial, tanto en lo que se refiere a su salud como a sus datos.

autonomos datos coronavirus empleados

Muchos empresarios no saben a ciencia cierta cómo deben actuar frente al coronavirus en lo que a sus empleados se refiere. Están implicados y quieren contribuir a frenar el número de contagios pero, a la vez, su compañía debe seguir en funcionamiento; en ocasiones porque se trata de productos o servicios de primera necesidad.

En esta gestión, puede surgir un conflicto entre la protección de datos, ante sospechas de que un empleado puesta estar contagiado. ¿Cómo gestionar estas situaciones? ¿Dónde marca la Ley que empieza la libertad del individuo a su intimidad, o el bien común para proteger al resto de empleados y clientes?

Lo primero que deben saber es que pueden solicitar la toma de temperatura de todos los empleados antes de comenzar al jornada laboral. La fiebre es uno de los síntomas más claros de coronavirus y, por ello, personal sanitario podrá llevar a cabo esta labor al inicio del turno. Asimismo, tal y como señalan desde un análisis realizado por PwC, siguiendo las directrices del artículo 9 del Reglamento General de Protección de Datos, cualquier otro profesional que deba guardar secreto profesional podrá realizar dicha acción.

Además, tal y como establecen las nuevas medidas, los trabajadores que pudiesen estar infectados deberán ponerlo en conocimiento de la empresa. Por ejemplo, deberán informar sobre si han estado recientemente en países o zonas más afectadas por el virus o que alguien de su entorno presente síntomas o haya dado positivo. Por supuesto, también en los casos en que presenten síntomas.

La protección de todos estos datos es muy importante y debe incluso, en caso de que esa posible, respetarse la intimidad del trabajador. Es decir, habrá en ocasiones que esa información deba se tratada internamente en la empresa (siempre cumpliendo los principios de finalidad y proporcionalidad) pero se debe tratar de mantener protegida la identidad del trabajador así como otro tipo de informaciones que nada tengan que ver con la enfermedad. Asimismo, los datos obtenidos a tenor del coronavirus solo se podrán conservar mientras dure esta alerta sanitaria.

Por último, y con el fin de proteger a sus trabajadores y su salud, el empresario también podrá conseguir este tipo de informaciones de aquellas personas que acudan o visiten la empresa (como puedan ser, por ejemplo, proveedores). De esta forma se busca una total transparencia en los protocolos y un menor riesgo de contagio entre los profesionales y trabajadores que tienen que seguir desempeñando sus funciones.