Portada > AUTÓNOMOS FINANCIACIÓN PYMES > Las líneas de avales especialmente dirigidas a pymes y autónomos habilitan financiación por 25.000 millones

Las líneas de avales especialmente dirigidas a pymes y autónomos habilitan financiación por 25.000 millones

En operaciones inferiores a los 50 millones de euros las entidades financieras pueden dar su aprobación sin esperar a la de ICO

autónomos pymes ICO

Las líneas de avales ICO, habilitadas debido a la crisis del Covid-19, han supuesto hasta el momento préstamos a autónomos y pymes por un valor total de 24.450 millones de euros (de los cuales 18.767 millones están avalados) en más de 187.000 operaciones aprobadas diferentes. José Carlos García de Quevedo, presidente del Instituto de Crédito Oficial, ha sido el encargado de anunciar estos datos en la reunión mantenida con Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, y el resto de presidentes de las Cámaras Territoriales.

Estos avales fueron aprobados por el Gobierno para ofrecer liquidez a las empresas afectadas por el cierre de comercios y otros negocios debido a la declaración del estado de alarma, buscando que puedan seguir adelante ante tal situación. Con este dinero, las pequeñas empresas y los trabajadores por cuenta propia pueden hacer frente a facturas, alquiler del local, proveedores, o salarios de sus empleados, entre otros.

Las Cámaras han tenido la posibilidad de preguntar y hacer sus sugerencias al presidente de ICO, aprovechando para hacer hincapié en la importancia de ayudar a estos negocios y empresas, que son los que conseguirán sacar al país de la crisis. Bonet ha pedido, así, que se realice una gestión “rápida, flexible y eficaz”, necesaria para este tipo de situaciones. Además ha solicitado una atención especial en los casos de empresas solventes que traten de conseguir este tipo de financiación, acudiendo a las barreras necesarias para impedir tal acceso, en favor de autónomos y pymes realmente afectados.

Asimismo, García de Quevedo ha remarcado que las entidades financieras las que, siempre que se trate de operaciones que no superen los 50 millones de euros, pueden validar el aval. Es decir que, una vez hagan la comprobación de que el cliente cumple con los requisitos establecidos, pueden aprobar la operación sin necesidad de esperar al análisis de ICO, especialmente en los casos en que se trata de autónomos y pymes.