Portada > Uncategorized > Autónomos y pymes: una semana para cumplir con el plazo modificado de pago de impuestos

Autónomos y pymes: una semana para cumplir con el plazo modificado de pago de impuestos

La fecha de vencimiento es el 20 de mayo pero, para aquellos con domiciliación del pago, el plazo finaliza el próximo viernes.

autónomos pago impuestos

La llegada del coronavirus ha puesto en jaque a muchos empresarios y autónomos, que han visto como sus ingresos disminuían de forma drástica. Incluso, desaparecían en su totalidad al tener que cerrar sus negocios. Por ello, las asociaciones de estos trabajadores pidieron al Gobierno, entre otras cosas, una ampliación en el plazo del pago de impuestos que, para muchos autónomos finaliza esta semana.

Este modificación de la fecha de presentación de declaraciones y autoliquidaciones pudo ser utilizada por aquellos trabajadores por cuenta propia o empresas con un volumen de operaciones que no hubiera superado los 600.000 en el pasado ejercicio (2019). En el caso de las administraciones públicas se tendrá en cuenta el último presupuesto anual aprobado, que no podrá superar tampoco los 600.000 euros.

El plazo general, para aquellas obligaciones tributarias con las que hubiese que cumplir entre la entrada en vigor del real decreto-ley, finaliza el próximo 20 de mayo. Sin embargo, si se opta por la domiciliación del pago, el último día será este próximo viernes, día 15 de mayo.

Esta medida es totalmente compatible con el aplazamiento de deudas, también aprobado por el Ejecutivo. En el caso de estos, tendría que solicitarse para deudas tributarias que se encontrasen, entre el 13 de marzo (día de la publicación del decreto) y el 30 de mayo, en periodo voluntario de pago.

Para cumplir con los requisitos de este aplazamiento será necesario que estas deudas no superen los 30.000 euros y, además, el volumen de operaciones del autónomo en 2019 no podría superar, en ningún caso, los 6.010.121,04 euros.

El beneficio principal de esta medida es el no devengo de los intereses de demora durante los tres primeros meses, siendo el aplazamiento de seis meses.