Portada > AUTÓNOMOS FINANCIACIÓN PYMES > Detalles del último tramo de avales para pymes y autónomos

Detalles del último tramo de avales para pymes y autónomos

Este nuevo tramo suma casi 25.000 millones de euros a las líneas anteriores.

avales Gobierno autónomo pymes

Activado el tercer tramo de la Línea de Avales, aprobada por el Gobierno. Con esta línea, para la que en total se han destinado 100.000 millones de euros, se trata de paliar los efectos de la crisis del coronavirus. Especialmente en el caso de autónomos y pymes, que son los más vulnerables.

En concreto, este nuevo tramo destinará 20.000 millones en préstamos, 4.000 para emisiones de pagarés y otros 500 millones como refuerzo de los avales concedidos por la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA).

Estos últimos llegarán hasta un 80%, pudiendo llegar hasta el 90% de aval si se complementa con el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), y tendrán un plazo de hasta cinco años. La gestión corresponderá al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que firmará un contrato marco con CERSA.

Por su parte, los 4.000 millones de euros de garantía de pagarés se incluirán dentro de las líneas ICO y está destinado a empresas no financieras del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), siempre que tengan su sede social en España.

Estas compañías deberán cumplir otros dos requisitos más: que la emisión de pagarés se haga antes del 30 de septiembre de este ejercicio y que no estén en situación de crisis, acorde al reglamento de la Unión Europea.

Estos avales partirán del ICO junto a Bolsas y Mercados Españoles (BME), que firmarán un contrato marco con las empresas beneficiarias. El aval será del 70% (para cada una de las emisiones) y su plazo máximo será de dos años. Aquellos que tengan una vigencia de 12 meses tendrán un coste de 30 puntos básicos, mientras los que finalicen entre los 13 y 24 supondrán 60 puntos.

En cuanto a los 20.000 millones restantes, siguen la línea de los dos primeros tramos de avales de las líneas ICO para préstamos contratados con las entidades bancarias correspondientes. Para autónomos y pymes, a los que corresponde un 80% del aval, se destinarán 10.000 de ellos. El restante se dividirá entre entre los demás tipos empresas, que disfrutarán de un 60% cuando sean operaciones de renovación y de un 70% para las nuevas.

El plazo máximo de duración del aval será de cinco años y su vigencia dependerá de la duración del contrato firmado con el banco. Asimismo, estas entidades no podrán obligar a los clientes a contratar ningún otro servicio como requisito para conseguir el aval ni cargar ningún otro coste.

Los autónomos y empresas, por su parte, deberán cumplir los requisitos de no estar en situación de morosidad (a fecha de 31 de diciembre de 2019), no estar en proceso concursal (a fecha de 17 de marzo del presente ejercicio) y no encontrarse en situación de crisis, de nuevo, según la normativa europea.