Portada > PYMES > Cómo el coronavirus ha transformado las compras

Cómo el coronavirus ha transformado las compras

El departamento de compras debe convertirse en uno de los pilares de las compañías.

pymes compras coronavirus

La crisis provocada por el coronavirus está cambiando muchos hábitos en todos nosotros y, por tanto, también en las empresas. Aunque, por desgracia, muchos de sus efectos en las compañías están siendo negativos, resulta necesario tratar de resaltar el punto de inflexión que está suponiendo para la transformación de aquellas compañías, tal y como ha analizado Almudena Fernández-Vigo, Project Manager en el área de Consultoría de Compras de Euro-Funding.

Precisamente el departamento de compras es sobre el que deben recaer la mayoría de estos cambios, a mejor. El el coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de esta parte de la empresa, que en muchos casos se había visto relegada a ser unipersonal y sin rastro de inversión o innovación por parte de la empresa, dificultando su labor.

Ahora se ha puesto de manifiesto la necesidad de tener una estrategia y objetivos claros en el departamento que, a su vez, ayudarán a que las compras se puedan realizar las compras en un menor tiempo y, además, de forma más eficaz y eficiente. De hecho, Fernández-Vigo, no duda en afirmar que debe situarse como un elemento estratégico de la compañía.

Esto tendrá como consecuencia una visión más completa y global sobre las compras. Es decir, cualquier compañía sabrá mejor a quién comprar, cuándo y dónde, lo que hará que mejore la calidad de las mismas y, por tanto, aportará un ‘plus’ más a la propia empresa.

En relación a esto se encuentra otra de las cosas que ha puesto de manifiesto el coronavirus y que, como señala la consultora, se ve reflejado en el desabastecimiento de mascarillas y geles hidroalchólicos. Se trata de la dependencia que se tiene, respecto a las compras y suministros, de otros países.

Aunque en su momento se llevaron las producciones a esas regiones (especialmente para abaratar costes), la pandemia ha mostrado que la tendencia tiene que ser, de nuevo, hacia la creación de empresas nacionales o comunitarias. Eso, además de reducir tiempos y asegurar los suministros, podrá reflejarse en un crecimiento del sector de la industria y, por tanto, en una mejora de la economía del continente y del propio país.