Portada > AUTÓNOMOS FINANCIACIÓN PYMES > España articula nuevas ayudas para digitalizar a la pyme

España articula nuevas ayudas para digitalizar a la pyme

La dotación total de esta línea podrá alcanzar los 300 millones de euros y cada proyecto podrá obtener una financiación del 100% del importe del mismo.

ayudas digitalzación pymes autónomos

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la entidad RED.es acaban de firmar un acuerdo para crear la línea de financiación “ICO-RED Acelera”, destinada a ayudar a las pequeñas y medianas empresas españolas con la digitalización.

Estas ayudas se destinarán a proyectos como la creación de prototipos, el ensayo y validación de productos, la demostración, el desarrollo del proyecto piloto, así como a la mejora o creación de productos o servicios tecnológicos.

Existen tres líneas de financiables distintas

La financiación de estos proyectos va dirigida a tres líneas diferentes. En primer lugar se destinarán recursos al desarrollo tecnológico basado en inteligencia artificial u otras tecnologías digitales. Estas pueden ser, entre otras, Internet de las Cosas (IoT), computación de alto rendimiento, procesamiento del lenguaje natural, ciberseguridad, robótica, impresión 3D o las recientes tecnologías 5G.

La segunda opción de proyecto financiable será aquel relacionado con el desarrollo de la oferta tecnológica en contenidos digitales. Esta puede ser de cualquier tipo, ya sean videojuegos, publicidad digital, aplicaciones móviles o cualquier otro tipo de contenido de estas características.

El tercer tipo de línea va dirigida a aquellos proyectos que impliquen el fomento de la creación de oficinas de transformación digital y la adopción de tecnologías digitales. Con ellas se pretende también un estímulo de la demanda y del desarrollo de nuevos proyectos.

El proyecto se podrá financiar un 100% con esta ayuda

El acuerdo de ICO y RED.es trae consigo una dotación que podrá alcanzar los 300 millones de euros. A cada proyecto se le podrá subvencionar el cien por cien del importe, vinculando esta cantidad al préstamo y usándose como amortización. Asimismo, cada beneficiario podría solicitar un 40% de la ayuda de forma anticipada. En este caso se considerará como “pago a cuenta”.

En cuanto a los plazos de amortización podrán ir desde un año hasta siete, dependiendo el mismo del acuerdo al que llegue la empresa con la entidad bancaria. La carencia de los préstamos, a su vez, dependerá de la amortización firmada: será sin carencia o con un año para la amortización ente uno y seis años; y entre uno y dos años de carencia para los créditos con amortización a siete años.