Portada > AUTÓNOMOS PYMES > Las ayudas a autónomos y pymes para comprar coche al detalle

Las ayudas a autónomos y pymes para comprar coche al detalle

En algunos tipos de vehículos la cuantía de la ayuda puede aumentar si se entrega otro para su achatarramiento.

ayudas coches autónmos

Los trabajadores autónomos, así como las pequeñas y medianas empresas, pueden disfrutar de una ayuda económica a la hora de comprar un nuevo vehículo. El importe dependerá del tipo de vehículo adquirido y, en algunos casos, también de si se entrega otro para achatarramiento.

Pero para que no tengas dudas, aquí te explicamos en detalle las condiciones. Comenzamos con las ayudas para trabajadores por cuenta propia.

Los autónomos pueden recibir entre 600 y 15.000 euros, dependiendo del tipo de vehículo

Si el trabajador pretende adquirir un turismo impulsado por hidrógeno, podrá acceder a 4.000 euros de ayuda si no entrega otro vehículo. En cambio, si lo hace, la ayuda podría ascender a los 5.500 euros.

Si se trata de un turismo eléctrico encufable, con más de 30 kilómetros de autónomía pero menos de 90, la ayuda sin achatarramiento será de 1.900 euros, mientras que con él podría llegar a los 2.600 euros. En estos vehículos, para autonomías de más de 90 kilómetros, podríamos irnos a los 4.000 euros en el primer caso y 5.500 si existe vehículo para achatarramiento.

Para estos vehículos eléctricos se limita, además, el precio de venta del mismo. Es decir, para recibir la ayuda no podrá superar los 45.000 euros de precio máximo o, siendo de ocho plazas y para una entidad sin ánimo de lucro, los 53.000 euros.

En caso de que la adquisición sea una furgoneta, siendo eléctrica pura, híbrida enchufable o impulsada por hidrógeno y con una autonomía igual o superior a los 30 kilómetros, la ayuda será de 4.000 sin achatarramiento y de 6.000 con él.

Asimismo, siendo eléctricos enchufables o de hidrógeno, si el autónomo adquiere un minubus o furgón accederá a una ayuda de 8.000 euros y, en caso de que sea un camión o autobús, 15.000 euros. En ambos casos solo se contempla la opción sin vehículo para achatarramiento.

Por último se encuentran las ayudas para vehículos eléctricos de menor tamaño, como los cuadriciclos y las motos. En el caso de los cuadriciclos ligeros la ayuda correspondiente sería de 600 euros y, en los pesados, se iría hasta los 800 euros. Por su parte, para las motos (con potencia igual o superior a los 3 kW) se podrá acceder a 750 euros siempre que su autonomía sea igual o superior a los 70 kilómetros y su precio de venta no esté por encima de los 10.000 euros.

Las pymes también tienen acceso a estas ayudas pero con variación de algunas cantidades

En el caso de las pymes las cuantías de la ayuda varían, salvo en el primer caso: el de los turismos impulsados por hidrógeno. De esta forma, se mantiene en los 5.500 o 4.000 euros, dependiendo de si entrega otro vehículo para achatarramiento o no, respectivamente.

En el caso de decidirse por un turismo eléctrico encufable, las pymes también cuentan con el mismo límite de precio del coche que los autónomos. Así, la ayuda será de 1.670 euros en el caso de que su autonomía sea igual o mayor de los 30 kilómetros e inferior a 90, además de no entregar otro para achatarramiento; si se hace con la opción de achatarramiento ascenderá a 2.300. Por su parte, si la adquisición es de un turismo con más de 90 kilómetros de autonomía la ayuda podría alcanzar los 4.000 euros la opción de achatarramiento y los 2.920 sin la misma.

Si la adquisición es de una furgoneta eléctrica enchufable o impulsada por hidrógeno (con una autonomía mayor o igual a los 30 kilómetros) la pyme percibirá una ayuda de 5.000 euros con la opción de achatarramiento o de 3.630 euros sin ella.

El importe a percibir será de 6.000 euros por la compra de un minibus o furgón eléctrico, híbrido encufable o de pila combustible. Ascenderá, en cambio, a 15.000 euros cuando se trate de un camión o autobús con la motorización descrita.

Por último, en cuanto a los cuadriciclos y motos, las cuantías y condiciones serán las mismas que para los trabajadores autónomos. Es decir, 600 euros para cuadriciclos ligeros, 800 para cuadriciclos pesados y 750 para las motos que no superen los 10.000 de venta y tengan una autonomía igual o superior a los 70 kilómetros.