Portada > AUTÓNOMOS > Las dos vías que puede tomar el autónomo en el nuevo cese de actividad

Las dos vías que puede tomar el autónomo en el nuevo cese de actividad

Se puede solicitar un nuevo cese de actividad o acceder a bonificaciones de las cuotas durante los próximos tres meses.

autónomos cese

La crisis sufrida en estos últimos meses está suponiendo un esfuerzo enorme para muchos negocios. Algunos de ellos, poco a poco, están pudiendo recuperarse. Otros aún prevén un tercer trimestre del año más que complicado.

Por este motivo, durante este periodo, se podrá elegir qué opción resulta más adecuada para el autónomo o empresario con respecto al cese de actividad. Para explicar mejor estas dos vías hemos acudido a un artículo en el que los especialistas legales de Arrabe Asesores explican como proceder en este caso.

Los beneficiarios del cese de actividad disfrutarán de una bonificación en las cuotas en julio, agosto y septiembre

La primera opción es la de no solicitar un nuevo cese de actividad para este trimestre. De hecho, no será necesario realizar ningún trámite ya que la Administración actuará de oficio.

Así, aquellos que hayan sido beneficiarios del mismo hasta el pasado 30 de junio tendrán una bonificación de las cuotas de la Seguridad Social en los próximos meses. De esta forma la deducción será del 100% en la cuota de julio, en la que no pagarán nada, en agosto esta será del 50% y en septiembre de un 25%.

Quedan excluidos los autónomos que no tuviesen 12 meses de alta y cotizados

Por su parte, los profesionales que prevean una situación complicada para el tercer trimestre podrán solicitar el cese para julio, agosto y septiembre. Su rendimiento neto en ese periodo no podrá ser superior a los 5.818 euros y el volumen de ventas tendrá que ser, al menos, un 75% inferior que el mismo periodo del año pasado.

Asimismo, solo podrán solicitar este cese aquellos que tuviesen 12 meses de alta y cotizados, quedando excluidos los autónomos más recientes, los que disfruten tarifa plana o los que tuviesen pluriactividad. Por supuesto, también deben estar al día con el pago de las cuotas de cotización propias y las que correspondiesen a sus empleados, si los tuviese.

El importe de esta prestación será del 70% de la base de cotización que tuviese el trabajador por cuenta propia y deberá seguir abonando su cuota de autónomos, ya que esta opción no es compatible con la anterior de bonificación. La mutua será la encargada de realizar el reintegro de los porcentajes que correspondan de las mismas, como han hecho con los ceses extraordinarios.

Los interesados en solicitarla deben saber que el próximo 14 de julio finaliza el plazo para que se perciba la prestación por los tres meses completos. A partir de esa fecha se cobrará desde el día de la solicitud y hasta el 30 de septiembre.