Portada > AUTÓNOMOS PYMES > Un informe de Adobe analiza las cuatro claves para ayudar al pequeño comercio en esta crisis

Un informe de Adobe analiza las cuatro claves para ayudar al pequeño comercio en esta crisis

La experiencia del cliente se podrá mejorar con la integración de tecnologías, como la inteligencia artificial, para conseguir atender mejor las necesidades de los usuarios y crecer.

pequeño comercio

Superar cualquier crisis supone un gran esfuerzo para el pequeño comercio, que nunca tiene las mismas garantías que las grandes empresas. Esto supone que sea clave conocer cuales son las pautas a seguir y de qué forma se puede conseguir un mejor rendimiento y satisfacción del ciente.

Adobe acaba de publicar un informe para ayudar a estos pequeños negocios. De hecho, en él analiza las cuatro claves que permitirán a estos autónomos y empresarios avanzar.

Mejorar la experiencia del cliente resulta imprescindible

Las dos primeras premisas están relacionadas con la experiencia del cliente. Esta resulta tan importante que debe convertirse en el epicentro de la transformación digital del comercio. De hecho, el informe señala que esta experiencia del usuario va a ser la diferenciación principal, entre negocios, durante los próximos cinco años. Suficiente para ponerse a trabajar en ella.

En este sentido, mejorar ese aspecto supone también su adaptación a las necesidades de cada cliente o usuario, creando una relación de confianza y lealtad. El pequeño negocio debe elaborar una estrategia basada en la personalización de la atención tanto si el servicio o producto se están realizando a través de internet o de forma presencial.

El uso de tecnologías integradas serán de gran utilidad

Para lograr toda esa mejora y personalización será necesario acudir a las tecnologías adecuadas. Por ello, la primera clave en este ámbito será, precisamente, la de integrar la tecnología para recopilar y usar todos los datos y ofrecer un marketing multicanal y personalización adecuadas.

También será importante, y esa es la última clave, tener en cuenta el gasto que supone. Dentro del pequeño comercio cualquier desembolso puede suponer un problema pero debemos tener claro que será necesario invertir. Asimismo, un gran desembolso tampoco va a ser la solución: se debe alinear el plan de gasto con los requisitos comerciales.

De esta forma, las tecnologías también irán adaptadas a la estrategia y objetivos marcados, pudiendo usar Inteligencia Artificial u otras en función de lo útiles que vayan a resultar al negocio.