Portada > AUTÓNOMOS > Todos los requisitos para cobrar el paro si decides darte ahora de baja como autónomo

Todos los requisitos para cobrar el paro si decides darte ahora de baja como autónomo

El profesional debe saber cuánto tiempo lleva cotizando por la cobertura de protección por cese de actividad.

negocios paro

Muchos autónomos están viviendo momentos difíciles, a causa de la crisis ocasionada por el coronvirus, y se están planteando cesar su actividad. Pero una de las razones para no hacerlo, en muchos casos, es no saber si van a percibir algún tipo de prestación, como ocurre con los trabajadores asalariados.

Como recuerdan desde la asesoría Arias, desde el 1 de enero de 2019 los autónomos tienen la obligación de cotizar por la cobertura específica de protección por cese de actividad. Esto conlleva que cumplan el primer requisito para poder acceder a dicha ayuda, siempre y cuando no pertenezcan a algunos sectores exentos, como los trabajadores por cuenta propia que disfrutan de tarifa plana.

Las pérdidas económicas son el motivo más común

Pero ese no es el único requisito imprescindible para el cobro de la prestación. También será necesario que este cese de actividad esté justificado, tal y como recoge el Real Decreto Ley 8/2015, de 30 de octubre, que aprueba el texto refundido de la Ley de la Seguridad Social.

Así, deberán justificarse que no se pueden continuar con la actividad por motivos económicos, productivos u organizativos. De estos, el primer supuesto es, como señalan desde la asesoría, el más común: las pérdidas económicas durante un año que superen, al menos, el 10% con respecto a los ingresos de otros ejercicios.

Dentro de este primer motivo se recogen además las causas relacionadas con ejecuciones y concursos. Como las deudas de un 30% de los ingresos obtenidos en ejercicios anteriores o la declaración judicial de concurso que no posibilite continuar con la actividad.

Asimismo, se considerará que se cumple con los requisitos cuando existan motivos de fuerza mayor, se pierda la licencia administrativa que permita realizar la actividad o prestación del servicio o se trate de una víctima de violencia de género y, por este motivo, deba hacer el cese.

Otro tipo de motivos, relacionados con el ámbito familiar, serán la muerte, incapacidad o jubilación del cónyuge, cuando este sea el titular del negocio, y el autónomo que precisa el cese hubiese realizado funciones de ayuda familiar. O, en este mismo caso, cuando se trate de un divorcio o separación.

No tener deudas con la Seguridad Social, otra condición indispensable

Por último, será necesario cumplir otros requisitos relacionados con la Administración, como no estar cobrando otro tipo de ayudas o estar al día con los pagos a la Tesorería General de la Seguridad Social. Además, el autónomo tampoco podrá haber cumplido la edad de jubilación.

Una vez se cumplen todas estas condiciones, se tendrá derecho a una prestación de entre 4 y 24 meses, que dependerá del tiempo que se hubiese cotizado. En el primer caso se encontrarán aquellos profesionales que tengan entre 12 y 17 meses cotizados, mientras que pagar llegar a los dos años de ayuda se deberán haber cotizado, al menos, 48.