Portada > AUTÓNOMOS PYMES > La Administración cierra mi negocio por COVID: ¿hay ayudas?

La Administración cierra mi negocio por COVID: ¿hay ayudas?

Se podrá percibir una prestación con la que se continuará cotizando y que será del 50% de la base mínima de cotización, salvo excepciones.

Con la segunda “ola” del coronavirus muchos negocios tienen que volver a bajar sus persianas. Con estos cierres vuelven a llegar las dudas para los autónomos sobre si tendrán que estar sin percibir ningún ingreso. O si, por el contrario, habrá algún tipo de ayuda o subvención al respecto.

Lo cierto es que, entre las ayudas presentadas por el Gobierno, existe una nueva prestación extraordinaria por suspensión de la actividad para estos profesionales. En concreto, esta se dirige a aquellos que tienen que hacer un cierre temporal como consecuencia de la decisión tomada por las autoridades competentes en materia de COVID-19.

La tramitación será a través de la mutua

Para poder acceder a esta prestación será necesario estar afiliado y en alta como trabajador autónomo. Esta situación debe haberse dado, como mínimo, en durante los 30 días naturales anteriores a este cese de actividad. Además, debe haber una resolución administrativa que obligue a esta suspensión temporal. Asimismo, el autónomo tiene que estar al día en lo que respecta a sus pagos con la Seguridad Social.

La tramitación de esta solicitud deberá hacerse a través de la mutua colaboradora a la que pertenezca el trabajador. También podrán hacerlo a través del Instituto Social de la Marina aquellos autónomos a los que corresponda esta entidad.

El autónomo ingresará unos 470 euros al mes

El total a percibir será de un 50% de la base mínima de cotización. Es decir, que el autónomo recibirá unos 472,20 euros mensuales, aproximadamente. Esta cantidad podrá variar en función de determinadas características. Así, si se trata de una familia numerosa, se percibirá un 20% más de lo establecido. Sin embargo, si dos o más miembros de la familia (conviviendo en un mismo domicilio) tienen derecho a esta prestación, la cuantía será del 40% de la base mínima de cotización.

Eso sí, durante el periodo en que se cobre esta ayuda no será necesario pagar las cuotas a la Seguridad Social. Aún así, el tiempo de percepción de la prestación contará como cotizado.

Por último, no se podrá recibir esta prestación si se va a realizar cualquier otra actividad por cuenta propia o ajena. En este último caso solo se hará la excepción cuando el sueldo sea inferior al 1,25 del salario mínimo interprofesional. Tampoco podrá compatibilizarse con otra prestación de la Seguridad Social, salvo que fuese una que ya percibiese en el momento en que llevaba a cabo su actividad.