Portada > AUTÓNOMOS > Cobrar por mi trabajo de autónomo cuando ya no soy autónomo

Cobrar por mi trabajo de autónomo cuando ya no soy autónomo

No será necesario estar dado de alta en la Seguridad Social pero sí en Hacienda.

Existen determinadas actividades que pueden seguir generando ingresos a lo largo del tiempo. El problema llega cuando estos profesionales se dan de baja como autónomos. ¿Pueden seguir percibiendo estos ingresos? La respuesta es clara: sí. Pero, como es obvio, estas cuantías se deberán declarar. Y el proceso debe hacerse de un modo concreto, para no cometer irregularidades que nos generen futuros problemas con Hacienda o la Seguridad Social.

Se consideran rendimientos de la actividad profesional

Desde la Dirección General de Tributos, dependiente de Hacienda, explican este supuesto con un ejemplo de un fotógrafo.

Así, este profesional habría vendido una serie de obras y fotografías que le seguirían dando beneficios por los derechos de propiedad intelectual. Estos, como dice la DGT, se considerarán rendimientos de sus actividades empresariales o profesionales.

Es decir, se trata de unos rendimientos que está consiguiendo debido a la actividad a la que se dedicaba (cuando era autónomo). En este caso concreto del fotógrafo, estos derechos los consigue por la venta de las fotografías y sus derechos de reproducción, que continúan a posteriori.

Lo mismo serviría para otro tipo de profesionales que también ceden estos derechos de propiedad intelectual o industrial.

Deben facturarse y declararse en el IRPF

Pese a que la persona ya no continúe ejerciendo como autónomo, podrá continuar percibiendo estos ingresos. El único requisito es que los declare, como haría en caso de seguir siendo trabajador por cuenta propia. Así, aunque no esté dado de alta en la Seguridad Social como autónomo, los rendimientos obtenidos por esa actividad deberán declararse en el IRPF.

Este alta en la Seguridad Social (y si correspondiente pago de cuotas) solo será obligatorio cuando se trate de ingresos que sean habituales. No se trata así en el caso presentado, y en la situación en la que se encuentran muchos profesionales, en el que los rendimientos se obtienen de forma puntual. Eso sí, en lo que se deberá seguir de alta será en la Agencia Tributaria para poder presentar las facturas del cobro de estos derechos.