Portada > PYMES > Así pueden evitar las pymes que el teletrabajo aumente problemas sociales

Así pueden evitar las pymes que el teletrabajo aumente problemas sociales

La conciliación familiar, los casos de mujeres maltratadas o cumplir las jornadas laborales (sin pasarse del horario) deben ser temas en los que se centre la empresa.

Para muchas empresas el teletrabajo ha supuesto salvar su actividad, ya que no han tenido que hacer parón. También para muchos empleados ha resultado beneficioso, ya que se han sentido más cómodos realizando su trabajo. Sin embargo, otros se han tenido que enfrentar al problema de conciliar la vida familiar y laboral dentro del mismo espacio.

Con el fin de conocer y mejorar la situación (y buscando la implicación de las empresas) la Organización Internacional del Trabajo, ha elaborado el informe ‘El teletrabajo durante la pandemia de COVID-19 y después de ella’.

La empresa debe trabajar por una conciliación real de la mujer

Desde la OIT invitan a las empresas a desglosar los datos por géneros. Esto se debe a que se sigue viendo una gran dificultad para las mujeres, sobre las que sigue recayendo casi todo el peso del hogar y los hijos. Esto puede haber dificultado su rendimiento durante la pandemia, ya que no podían separar su espacio de trabajo del resto de actividades que debían realizar.

Desde el informe invitan a las compañías a no penalizar este tipo de comportamientos, sino basarse más en la comprensión. También en la elaboración de diferentes talleres o actividades que inciten a los hombres a tener una participación más activa en el hogar, a fin de facilitar más las cosas a esas mujeres. Tanto en lo que respecta a las labores domésticas, como a los propios hijos.

Se debe prestar especial atención a las posibles víctimas de maltrato

Pero la conciliación laboral-familiar no es el único problema al que se han enfrentado muchas mujeres. En el caso de las mujeres maltratadas se han visto, en muchos casos, encerradas en casa con su maltratador durante muchas más horas de las habituales. De hecho, el documento recoge que la violencia doméstica ha aumentado durante la pandemia.

Para luchar contra esto, desde la OIT pretenden una implicación total, tanto de la empresa como de los propios trabajadores, para comprender las señales que puedan ver o notar en sus compañeras. Y, de esta forma, ayudarlas y auxiliarlas si fuese necesario.

Por último, y teniendo en cuenta a cualquier trabajador, también se invita a respetar los tiempos de trabajo y descanso. No obligando a los trabajadores a que realicen unas jornadas excesivas o superiores a las habituales solo por el hecho de estar en casa.