Portada > AUTÓNOMOS > Las normas aprobadas en el IRPF para 2021, y cómo afectan al autónomo.

Las normas aprobadas en el IRPF para 2021, y cómo afectan al autónomo.

Se añade un nuevo tramo de IRPF para bases liquidables por encima de los 300.000 euros

2021 ha traído cambios en lo que respecta a las normas del IRPF. Esto afecta directamente al autónomo. Se han variado los tipos de aplicación según la base liquidable. También se han prorrogado los límites excluyentes del método de estimación objetiva.

Se aplicará un 47% cuando superen los 300.000 euros

En lo que respecta a los tipos aplicados a las bases liquidables, se ha incluido un nuevo tramo que corresponde a las bases liquidables por encima de los 300.000 euros. En este caso, el porcentaje a aplicar será de un 47.

El tipo impositivo aplicable será del 45% para las operaciones del tramo anterior, que deberán estar por encima de los 60.000 euros y por debajo de 300.000. Asimismo, el tipo será del 37% cuando la base liquidable supere los 35.200 euros. Baja hasta el 30% en las bases liquidables por encima de los 20.200 euros y hasta el 24% en aquellas que no superen los 12.450 euros. Para las bases imponibles por debajo de esta cantidad, el IRPF será del 19%.

Límite de 125.000 para las operaciones a otro empresario cuando sea obligatoria la factura

Asimismo, ha decidido mantener los límites cuantitativos que existían hasta este año con respecto a la aplicación del método de estimación objetiva. De esta forma, las magnitudes excluyentes serán de 250.000 euros (del volumen de ingresos del año anterior) para la mayoría de actividades económicas. En este caso, se tendrán en cuenta todas las operaciones (con o sin factura). Además, no podrán superar los 125.000 euros las operaciones con obligación de factura y que tengan como destinatario otro empresario.

Las actividades agrícolas, forestares y ganaderas no se incluyen dentro de lo estipulado en el párrafo anterior. Simplemente, en este caso, el volumen de ingresos no podrá ser superior a los 250.000 euros.

También presentan una excepción las compras en vienes y servicios en el año inmediato anterior. En este caso el límite también se sitúa en los 250.000 euros, aunque no se incluyen las adquisiciones de inmovilizado.