Portada > AUTÓNOMOS > Tributos impide desgravar el alquiler de una habitación para pernoctar cerca de clientes

Tributos impide desgravar el alquiler de una habitación para pernoctar cerca de clientes

No se trata de un espacio que se vaya a dedicar para realizar la actividad.

Los autónomos pueden desgravar una serie de gastos relacionados con su trabajo. Esto se debe a que dichos gastos son necesarios para el correcto desarrollo de su actividad. Pero, ¿el alquiler de una habitación para poder estar más cerca de los clientes se considera un gasto de deducible? La Dirección General de Tributos (DGT) considera que no.

La habitación se encuentra cerca de la sede de sus clientes

Un abogado se ha dirigido a la DGT, dependiente del Ministerio de Hacienda, para saber si podía desgravarse el alquiler de una habitación alquilada en su declaración del Impuesto sobre la Renta Física de las Personas (IRFP).

En concreto, el profesional alegaba que esta habitación estaba en un municipio alejado de su residencia habitual. El motivo del alquiler era para poder estar cerca de las sedes de sus clientes, evitando así esos desplazamientos. Dentro de este pago del alquiler se incluían, además, los gastos de suministros ya que se trata de un piso compartido.

La DGT ha sido muy clara en su respuesta: no se puede desgravar este gasto. El organismo de la Agencia Tributaria considera que el alquiler es solo habitacional, es decir, que solo se utilizará para pernoctar o vivir de forma ocasional pero no para realizar su actividad.

Para poder desgravar un gasto debe estar relacionado con la actividad

Al no utilizar la habitación con fines específicos de la actividad no podrá deducir este gasto en el IRPF. Para ello, la normativa al respecto especifica que tiene que haber una correlación este el gasto que se hace y los ingresos que se vayan a generar. Y debe ser, además, un gasto necesario.

En este caso, la DGT considera que no es necesario, ya que no es que el abogado vaya a realizar su actividad en dicha estancia. Lo hace para ahorrarse desplazamientos. Tampoco le sirve para el propio desarrollo de la actividad, ya que su único uso será el de pernoctar o estar allí en las horas que no se encuentre trabajando con sus clientes.

Asimismo, la DGT recuerda que este tipo de gastos siempre deben estar debidamente justificados y probados por cualquiera de los medios generalmente admitidos en derecho. Será la propia Hacienda la que haga la valoración de las pruebas y documentos que se entreguen.