Portada > AUTÓNOMOS > La duración del nuevo cese compatible con el trabajo de autónomo dependerá de lo cotizado con anterioridad

La duración del nuevo cese compatible con el trabajo de autónomo dependerá de lo cotizado con anterioridad

Las prestaciones no duran eternamente. Dependerán de lo cotizado con anterioridad, con lo que muchos autónomos están viendo cómo sus ayudas se acaban.

Los autónomos tienen derecho a una prestación por cese que les permite ser beneficiario de la misma mientras se trabaja. Sin embargo, algunos de los profesionales se están encontrando limitaciones en cuanto al tiempo efectivo durante el que pueden estar cobrando dicha prestación. ¿El problema? Que sólo desde el 1 de enero de 2019 es obligatorio cotizar por cese. Y la ayuda durará en función de lo cotizado por esta partida con anterioridad. Esto está limitando a seis o siete meses, dependiendo del caso, el periodo máximo de cobro.

El derecho a prestación se sitúa entre cuatro y 24 meses

Los trabajadores por cuenta propia tienen derecho a la prestación por cese en función de los meses que tuviesen cotizados. Para ello, se tienen en cuenta los 48 meses anteriores al cese, de los cuales los 12 últimos deben haberse cotizado de forma ininterrumpida, según confirma la propia mutua MAZ en un documento.

Los periodos de cotización y el correspondiente periodo de protección quedan de la siguiente forma:

  • entre 12 y 17 meses cotizados, derecho a 4 meses de cese;
  • entre 18 y 23 meses, 6 meses de protección;
  • entre 24 y 29 meses cotizados, 8 meses;
  • entre 30 y 35 meses, derecho a 10 meses;
  • entre 36 y 42 meses, 12 meses de cese;
  • entre 43 y 47 meses, 16 meses;
  • por último, de 48 en adelante, derecho a 24 meses de prestación

El problema está en que muchos autónomos comenzaron a cotizar por cese el 1 de enero de 2019, momento en el que se hizo obligatorio. ¿Qué ocurre en este caso? Que, en el mejor de los casos tendrán acceso como máximo a ocho meses de ayuda. Y, si se han dado de alta como autónomos con posterioridad, la duración será aún  menor. Una situación que está generando problemas a los profesionales por cuenta propia, con casi un año a sus espaldas de crisis por pandemia.

Las prestaciones ordinarias recibidas en el último año se tendrán en cuenta

Aún así, el autónomo deberá tener en cuenta si ya ha disfrutado alguno de los meses de prestación dentro del último año. No se descontarán, en este caso, las prestaciones extraordinarias que se pudieran haber percibido, como el cese extraordinario ofrecido entre los meses de marzo y junio del curso pasado o la prestación por suspensión de actividad entre los meses de octubre de 2020 y enero de 2021. En este caso, podrá disfrutar de la ayuda desde el primer día y hasta la fecha límite del 31 de mayo.

Sin embargo, se descontarán aquellos periodos en los que ya haya disfrutado de la prestación ordinaria por cese o la prestación ordinaria compatible con la actividad. Esta última se pudo disfrutar entre los meses de julio y septiembre de 2020, o bien entre octubre de 2020 y enero de 2021.

La propia mutua brinda algunos ejemplos, que ponen de manifiesto las limitaciones. Imaginemos un autónomo con fecha de inicio de cobertura por cese de actividad que comienza el 1 de enero de 2019.

Si ha percibido prestación ordinaria compatible con trabajo por cuenta propia desde el 1 de julio y hasta el 30 de septiembre, y la prórroga desde el 1 de octubre hasta el 31 de enero de 2021, habrá consumido ya siete meses totales de prestación. Cuando, como veremos a continuación, y en base a la tabla inicial, sólo tiene derecho a ocho meses:

  • Meses cotizados: Hasta el 01 02 2021 ha cotizado 25 meses.
  • Meses con derecho: 8 meses
  • Meses consumidos: 7 meses
  • Meses restantes con derecho: 1 mes

Según explica la mutua, para estos casos hay periodo de carencia, y si este autónomo solicita de nuevo la ayuda a 1 de febrero, la podrá cobrar hasta el 31 de mayo.

Sin embargo, hay casos en los que no se concede dicha carencia. Imaginemos ahora a un autónomo que se dio de alta el 1 de junio de 2019. Y a causa del coronavirus ha accedido a prestación compatible con el trabajo por cuenta propia en las mismas fechas que el caso anterior, necesitando siete meses de prestación.

  • Meses cotizados: Hasta el 01 02 2021 ha cotizado 20 meses.
  • Meses con derecho: 6 meses
  • Meses consumidos: 7 meses
  • Meses restantes con derecho: 0 mes

En este caso, este profesional ya no podrá cobrar más prestaciones.