Portada > AUTÓNOMOS > El autónomo puede deducir lo que paga a familiares (sean autónomos o asalariados)

El autónomo puede deducir lo que paga a familiares (sean autónomos o asalariados)

Es probable que la Seguridad Social no permita que determinados familiares consten como asalariados y se les considere autónomos colaboradores.

¿Puede el autónomo deducir las nóminas o pagos a sus familiares? Lo cierto es que sí, tal y como ha confirmado la Dirección General de Tributos (DGT), dependiente del Ministerio de Hacienda,  a un trabajador por cuenta propia cuyo familiar iba a comenzar a trabajar junto a él.

Deben cumplir una serie de requisitos para poder hacer las deducciones

En el caso concreto de este autónomo, los rendimientos de su actividad los tributa a través del método de estimación directa. Su intención es la de contratar a su cónyuge pero no sabe si puede deducir los pagos que reciba.

La DGT aclara que sí, siempre que se respeten los requisitos básicos de: contrato laboral correspondiente, así como:

  1. La afiliación en el régimen de la Seguridad Social oportuno
  2. Que la actividad la realicen de forma habitual y continuada
  3. Que no perciben una cantidades superiores a las correspondientes a las de mercado, según su trabajo y cualificación profesional

Estas deducciones serán posibles ya que para los familiares esas retribuciones son consideradas rendimientos de trabajo. Por tanto, para el titular de la actividad se corresponden con las mismas deducciones que puede tener en el resto de casos.

Los familiares deberán estar afiliados al régimen de autónomos y no al general

La DGT recuerda que estos familiares deberán constar como autónomos y no como asalariados. Es probable que, en caso de que su alta se haga dentro del régimen general de la Seguridad Social, la administración les rechace y se les incluya como trabajadores por cuenta propia directamente (autónomos colaboradores, más concretamente).

Esto afectará a familiares de hasta segundo grado por consanguinidad o afinidad. Es decir se tendrá en cuenta, en este caso, tanto el cónyuge, descendientes, ascendientes y demás parientes. Aún así, aunque se les considere autónomos colaboradores, las deducciones serán igualmente aplicables para el autónomo titular.