Portada > AUTÓNOMOS > El Plan de Recuperación ahonda en el motivo que obliga a implantar la cotización por ingresos

El Plan de Recuperación ahonda en el motivo que obliga a implantar la cotización por ingresos

Esta medida se aprobará en el primer trimestre de 2022 y se aplicará de forma gradual.

El Gobierno ya ha publicado los detalles sobre el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Entre los aspectos destacados se encuentra la cotización por ingresos de autónomos, medida que entrará en vigor el próximo ejercicio.

Se espera que el RETA pueda tener más recursos

Dentro del Plan se explican los motivos para llevar a cabo esta cotización por ingresos reales. Uno de ellos, como se explica, es que se trata de “una histórica reivindicación del colectivo” así como “un mandato recogido en las recomendaciones (en concreto en la número 4 y 5) del Pacto de Toledo”. Así, se espera alcanzar unas condiciones, incluyendo en las prestaciones, más igualadas a las que disfrutan los trabajadores por cuenta ajena.

Pero ese asunto no es el principal. Desde el Ejecutivo achacan la implementación de esta nueva normal a la falta de recursos de los que dispone el RETA. Según justifican, esto se debe a la opción de los autónomos de elegir su base de cotización, ya que una gran mayoría optan por la base mínima pese a que podrían optar a bases más altas.

Un 85% de los autónomos cotizan por la mínima

Los datos presentados certifican que tan solo un 6,6% de los trabajadores por cuenta propia cotiza por bases que se aproximen a la máxima. De hecho, cerca del 85% de los autónomos optan por la base mínima para su cotización.

Todo ello hace que la recaudación del RETA sea muy deficiente y solo se cubra el 57,02% del gasto que suponen las prestaciones de estos profesionales. Así, cada año el resultado de recaudación del régimen de autónomos es negativo. En 2020 fue de 4.943 millones de euros, y el ejercicio anterior alcanzó los 8.673,14 millones.

Con la nueva normativa se espera poder solucionar también la problemática del número de pensionistas del RETA que no consiguen llegar a la pensión mínima. En la actualidad estos representan un 36%, lo que supone un dato muy preocupante.