Portada > PYMES > ¿Cuánto le cuesta a una pyme contratar a un trabajador?

¿Cuánto le cuesta a una pyme contratar a un trabajador?

El gasto sumará el suelo, los gastos por cotizaciones y, en algunos casos, los seguros de accidentes o vida que la empresa pague al trabajador.

La contratación de trabajadores supone, obviamente, gastos a cualquier empresa. La compañía no solo tendrá que pagar el suelo del empleado. Como explican desde Quipu (empresa de software de gestión administrativa) también tendrá que hacer frente a las cotizaciones sociales y, en ocasiones, a otros productos como seguros o planes de prevención de riesgos.

La empresa paga por cinco cotizaciones distintas

Dentro de las cotizaciones a la Seguridad Social que paga la empresa por el empleado se pueden encontrar cinco distintas: la de contingencias comunes, la de formación, la de desempleo, la de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y FOGASA.

La primera de ellas engloba tanto las bajas por maternidad/paternidad, como la jubilación o cualquier accidente no laboral. Supone un 23,60% del salario bruto que cobre dicho trabajador. Asimismo, la cotización por formación profesional supondrá un 0,60%.

En lo que respecta a la cobertura por desempleo, el porcentaje dependerá del tipo de contrato. Así, en el caso de contratos temporales el porcentaje será más alto, llegando al 6,70%, mientras que en los contratos indefinidos se sitúa en el 5,50%.

Uno de los porcentajes más bajos será la cotización a FOGASA, que es un órgano dependiente del Ministerio de Trabajo de España y garantiza el cobro de salarios, las indemnizaciones, etc. En este caso se abonará un 0,20%. Por último, en la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, el porcentaje será variable. Este estará marcado por las tablas de cotización por actividad.

Algunos convenios colectivos obligan a contratar seguros de vida o accidentes

El empresario también deberá tener en cuenta otra serie de gastos que están relacionados con los trabajadores. Por ejemplo, el plan de prevención de riesgos laborales. Este debe estar perfectamente estructurado y detallado, y conllevará una serie de gastos relacionados.

También pueden existir circunstancias en las que la empresa esté obligada a contratar seguros de vida u accidentes. Esto puede ser una medida tomada por la empresa libremente, velando por sus empleados, o puede estar, incluso, exigida en el convenio colectivo concreto de la actividad.